Padre de niñas españolas estuvo con los cuerpos sin vida casi tres horas antes de arrojarlas al mar

4660A9A1-1317-4A47-AA0C-3A7B00B0EB2D
PHOTO-2021-02-01-11-38-37
WhatsApp-Image-2021-02-08-at-9.49.31-AM-300x300
jd letreros
D7F4F620-7C8D-442E-BA8D-23F67C6DE63B
CD03BD4F-CF11-4707-BB99-84C9271343C4
Tienda Jiménez
Playero
4CD39034-DFC0-45F6-AB78-9DB9A2B42994

Lee y Comparte

Shares

Para la Justicia española las pequeñas Anna y Olivia, de tan solo uno y seis años, fueron asesinadas por su padre, Tomás Gimeno. En el último informe judicial se afirma que el hombre mató a sus hijas en su casa de Igueste de Candelaria, en la isla de Tenerife, las envolvió en toallas, las metió en bolsas de basura y luego en otras de deporte, tal y como hallaron a Olivia los investigadores el jueves pasado, afirma la Justicia en su informe sobre el caso. La magistrada que investiga el caso cree que Anna murió de la misma forma, porque la segunda bolsa se localizó rota, sin nada en el interior.

El auto de la magistrada del Juzgado de Primera Instancia e Instrucción Número 3 de Güímar también revela que Olivia, cuyo cuerpo fue encontrado el pasado jueves, falleció de muerte violenta, de tipo homicida, como consecuencia de un edema agudo de pulmón.

La jueza que investiga el caso de las niñas españolas confirmó en su informe lo que la Guardia Civil sospechaba desde el principio: el hombre quiso hacer sufrir lo máximo posible a Beatriz Zimmermann, su ex pareja y la madre de las pequeñas. Aun cuando hasta el momento solo se recuperó el cuerpo de Olivia, de 6 años, la magistrada, en su resolución judicial, habla de doble asesinato. “Gimeno les dio muerte de forma planificada y premeditada para provocar un inhumano dolor a su ex pareja”, afirma.

Además, la jueza reiteró que “de forma deliberada buscó dejarla en la incertidumbre”, ya que le dijo que se iría a “un lugar lejano a empezar una nueva vida”

SÍGUENOS EN LAS REDES SOCIALES

 

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.