Pacientes Renales mueren por falta de fístula arteriovenosa

PHOTO-2021-02-01-11-38-37
WhatsApp-Image-2021-02-08-at-9.49.31-AM-300x300
jd letreros
CD03BD4F-CF11-4707-BB99-84C9271343C4
Playero
8CCE2FB0-7697-4E35-809A-F381BE783317
F1911753-0A7B-423F-84A2-4818C8AC0AE5
09AA900B-3293-4A8B-B975-1CD553E22C6C

Lee y Comparte

Shares
Santo Domingo.- La Asociación de Pacientes Renales Sendero de Vida lamentó este jueves que la alta tasa de mortalidad de los pacientes renales en hemodiálisis siga siendo la falta de accesos vasculares.

«Entre un 60 Y 70 por ciento de estos pacientes se dializan a través de catéteres temporales, por tiempo indefinido por no tener dinero para pagar una fístula arteriovenosa, que es la vía de acceso vascular por excelencia», dijo Eddis Castillo.

El activista de los derechos de los pacientes propuso una reunión urgente entre la dirección del Seguro Senasa Subsidiado, la Sociedad Dominicana de Cirujanos Vasculares, la Sociedad Dominicana de Nefrología, el Servicio Nacional de Salud (SNS) y las asociaciones de pacientes renales, para buscarle solución al problema que está llevando tanto luto a las familias dominicanas donde hay pacientes renales en diálisis.

“Y es que un paciente renal en diálisis con un buen acceso vascular, una terapia efectiva es una persona que puede ser un ente productivo, útil a la sociedad y vivir 25 o 30 años en diálisis, disfrutando de una buena calidad de vida, manifestó».

El presidente de Sendero de Vida, afirmó que, “aunque la Resolución 431-02 emitida por el Consejo Nacional de la Seguridad Social (CNSS) incluyó en el catálogo de servicios de la seguridad social la confección de fístula AV (Periferica) para diálisis renal, ningún cirujano vascular acepta el seguro subsidiado”, por razones que desconocemos y, por esta razón, quien no paga, no tiene fístula, enfatizó Castillo.

El activista de los pacientes renales, quien lleva 20 años en hemodiálisis, de los cuales lleva 10 dirigiendo la institución y 5 años como directivo de la Coalición Dominicana de Ongs por la Defensa de la Salud (Cododsalud).

informó que vivir, para un paciente renal, vivir es un reto diario en el que debe éste debe enfrentar múltiples dificultades que van desde las infecciones recurrentes de los catéteres, que lo llevan al sufrimiento y finalmente a la muerte, dificultades de transporte, falta de medicamentos específicos, entre otros.

“Diariamente recibimos en nuestras oficinas a pacientes con situaciones calamitosas solicitando donaciones de catéteres, informaciones sobre inconvenientes con sus Ars, negaciones de fístulas, entre otros, a los cuales tratamos de darle solución, dentro de nuestras posibilidades», finalizó Castillo

SÍGUENOS EN LAS REDES SOCIALES

 

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.