OMS advierte coronavirus es más letal que la simple gripe

Ginebra, Suiza.- El presidente de la Orga­nización Mundial de la Sa­lud (OMS), Tedros Adha­nom Ghebreyesus, calificó ayer la crisis sanitaria ge­nerada por el coronavirus COVID-19 de “territorio inexplorado”, ya que nun­ca antes se había visto un patógeno respiratorio ca­paz de transmisión comu­nitaria.

Adhanom Ghebreyesus admitió que la enferme­dad se puede contener con las medidas adecuadas, aunque no se trata de una gripe.

“Este es un virus único, con características únicas. Este virus no es gripe. Es­tamos en un territorio des­conocido”, dijo durante una rueda de prensa en la sede de la organización en Ginebra, Suiza.

El presidente de la OMS subrayó que en estos mo­mentos las epidemias en Corea del Sur, Italia, Irán y Japón son la mayor pre­ocupación para esa institu­ción. Asimismo, ha consta­tado que en las últimas 24 horas se registraron casi nueve veces más casos de COVID-19 fuera de China que dentro.

El jefe del organismo instó a no rendirse ante la epidemia, enfatizando la  necesidad de hacer todo lo posible usando la estrate­gia de contención, indepen­dientemente del número de casos.

Consideró que la conten­ción del COVID-19 “es fac­tible y debe seguir siendo la máxima prioridad para to­dos los países”, tras recalcar que con medidas “tempra­nas y agresivas”, las auto­ridades pueden detener la transmisión y salvar vidas.

Adhanom Ghebreyesus también afirmó que la OMS  no dudará en describir esto como una pandemia si así lo sugiere la evidencia”.

Más de 3,000 muertos

El saldo mundial de la epi­demia del nuevo corona­virus sobrepasó ayer los 3,000 muertos, mientras se disparaban los contagios en Italia y Corea del Sur y en Francia el Louvre, el museo más visitado del mundo, ce­rraba sus puertas.

Las autoridades de China anunciaron 42 nuevos falle­cimientos   ayer, lo que eleva el número de muertos en el país a 2,912 y el saldo mun­dial a más de 3,000. Sin em­bargo, los 202 nuevos con­tagios registrados en China continental representan la cifra diaria más baja desde finales de enero.

La epidemia de CO­VID-19 parece disminuir en China, donde se impusie­ron medidas de cuarente­na a más de 50 millones de personas, pero empeora en otros países del mundo.

 En Italia, se detectaron unos 500 nuevos conta­gios el domingo, un aumen­to exponencial que eleva el número a casi 1.700 en el país. También se ha infor­mado de otros cinco muer­tos (34 en total), todos en tres regiones del norte del país: Lombardía, Emilia Ro­maña y Véneto.

Francia, un nuevo eje de contagio en Europa, conta­biliza 130 casos y dos muer­tes.

El museo del Louvre de la capital francesa, que en 2019 recibió a 9,6 millones visitantes, estuvo cerrado este domingo después de que el personal reivindicara su derecho a dejar de traba­jar a causa de la epidemia, anunció la dirección, sin precisar si reabrirá el lunes.

La Feria del Libro de París también canceló la edición de 2020.

Irán dio cuenta de 11 nuevos decesos, lo que ele­va el balance oficial a 54 fa­llecidos. Sin embargo, el servicio en farsi de la BBC menciona al menos 210 muertos, una información desmentida por las autori­dades.

En Estados Unidos, Nue­va York dio cuenta del pri­mer caso de contagio en la ciudad.

Impacto brutal

La propagación del coro­navirus frenará brutalmen­te la economía mundial, cu­yo crecimiento no debería superar el 2.4% este año en el mejor de los casos, advir­tió el lunes la OCDE, mien­tras que el G7 y el Eurogru­po se movilizan para tomar medidas.

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.