Nuevas disposiciones en el Metro y Teleférico causan reacciones

Santo Domingo.-El nuevo manual para los usuarios del Metro y el Teleférico de Santo Domingo, que prohíbe actos religiosos y otras actividades en estos espacios, ha generado diversas reacciones a favor y en contra.

La Oficina para el Reordenamiento del Transporte (Opret), ha renovado su manual, dado a conocer este fin de semana, compuesto por cuatro títulos y 47 artículos, con el objetivo de regular las condiciones generales para la prestación del servicio del sistema integrado Metro-Teleférico, así como sus derechos y deberes.

La mayoría de los usuarios consultados por elCaribe, califican como positiva la medida adoptada por la entidad reguladora.

El estudiante Rubén García, al ser abordado sobre el tema, explicó  que “el metro es un espacio público, pero entiendo que no es el lugar adecuado para realizar cultos religiosos, ya que con estas actividades obligan a todos los  usuarios, que quizás no están de acuerdo con tus creencias religiosas a que tengan que escucharla”.

Sin embargo, Rafael Leonardo, quien transporta diariamente por la Línea 2 del metro de Santo Domingo, expresó no estar de acuerdo con el nuevo manual, pues “el país cuenta con libertad  de culto y de expresión”,  al tiempo que explicó que con estas medidas se está “sometiendo a la población a una dictadura”.

“El evangelio desde hace más de dos mil años han tratado de frenarlo y no han podido lograrlo. Creo que estamos viviendo un país de democracia”, sostuvo Leonardo.

De acuerdo con este manual, queda prohibido realizar cantos, actos, oraciones o discursos de proselitismo político o religioso, que afecten la tranquilidad de los usuarios que abordan estos medios de transporte.

Por otro lado, una joven no identificada, dijo estar “totalmente de acuerdo con las medidas, porque hay cristianos que predican dentro de los trenes con un timbre de voz que molesta y se escucha de extremo a extremo. No estoy en contra de la palabra de Dios pero entiendo que ese no es el lugar apropiado para eso”.

“Creo que los cristianos deben concientizarse y darse cuenta que esa no es la manera más correcta de predicar, todo tiene su momento y su lugar, en estos medios de transporte masivo quizás haya personas que no le interesa por la razón que sea tener una persona vociferándole al lado, manifestó Ruth Polanco usuaria del metro”.

Asimismo, Antony Rodríguez indicó estar de acuerdo con las nuevas políticas emitida por la Opret, pues veces el tono de voz de los que predican es tan alto que no permite al usuario escuchar las informaciones emitidas por los altavoces de trenes, cabinas y estaciones.

Otra de las reglas indicadas es que no se permitirá el consumo de alimentos o bebidas en el interior de los vehículos o en las zonas de tránsito de las estaciones, salvo los lugares destinados para tal fin por la entidad transportadora.

Asimismo, quedó prohibido hacer uso de estos sistemas de transporte luego de haber ingerido bebidas alcohólicas, bajo el efecto evidente de drogas o en notable estado de falta de aseo.

Igualmente se impide el uso de equipos electrónicos, radios, grabadoras, y similares con la reproducción de audios que alteren la tranquilidad del viaje a los demás usuarios.

 Carlos Peña  someterá a la OPRET por prohibición 

El aspirante a la presidencia de la República por el Partido Generación de Servidores, Carlos Peña, informó que su equipo de abogados ya está preparando un acto judicial contra la Oficina para el Reordenamiento del Transporte (OPRET) para que no se aplique la disposición que prohíbe la predicación del Evangelio en el Metro y el Teleférico de Santo Domingo.

Carlos Peña reiteró que “el gobierno dominicano, el Gobierno y sectores importantes de la oposición quieren violar los derechos consagrados en nuestra constitución, como son el derecho a la libertad de culto y la libertad de expresión”.

“Primero intentan imponer al aborto a través del código penal, se lo impedimos; después pretenden introducir la ideología de género con la Orden Departamental 33-2019, estamos en el Tribunal Superior Administrativo solicitando la nulidad de la misma; ahora con la aprobación del Manual de Usuario de los Servicios del Metro y el Teleférico de Santo Domingo pretenden prohibir que los cristianos prediquen el Evangelio”, expresó Peña.

Carlos Peña indicó que no queda ninguna duda de que nos encontramos ante un partido que gobierna con la intención de borrar los preceptos cristianos de nuestra nación y ante sectores de la oposición que también están muy comprometidos con esa agenda anti judeocristiana.

El exlegislador que busca la presidencia de la República Dominicana preguntó al gobierno si después de estas medidas viene la orden de cerrar masivamente las iglesias del país, pues parecería que esa es la intención final de esta administración.

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.