Mujer argentina logra eliminar el VIH de su cuerpo sin tratamiento

4660A9A1-1317-4A47-AA0C-3A7B00B0EB2D
PHOTO-2021-02-01-11-38-37
WhatsApp-Image-2021-02-08-at-9.49.31-AM-300x300
jd letreros
D7F4F620-7C8D-442E-BA8D-23F67C6DE63B
CD03BD4F-CF11-4707-BB99-84C9271343C4
Tienda Jiménez
Playero
8CCE2FB0-7697-4E35-809A-F381BE783317

Lee y Comparte

Shares

Este se instala como el segundo caso en el mundo en que un paciente logra sacar todo rastro del virus desde su organismo.

Un increíble caso se ha dado a conocer los últimos días. Esto, luego que la revista Annals of Internal Medicine diera a conocer el segundo caso en el mundo de una persona que logra eliminar el VIH de su organismo.

Se trata de una mujer argentina de 30 años, a la cual se le denominó como «Paciente Esperanza» y luego de años de convivir con el virus y sin recibir tratamiento de células madres, logró terminar con la enfermedad en su cuerpo.

El primero fue un hombre llamado «Paciente de San Francisco», quien había eliminado su reservorio de VIH gracias a su sistema inmunológico.

Paciente Esperanza

Esta mujer, cuya pareja murió de SIDA, fue diagnosticada con VIH en 2013 y recibió terapia antirretroviral (ART) mientras estaba embarazada en 2019, pero no recibió tratamiento antes ni después.

La paciente tampoco recibió trasplante de células madres, técnica con la que se busca dar cura a quienes viven con este virus.

Según la publicación los médicos secuenciaron 1.200 millones de células sanguíneas de la paciente y 500 millones de células tisulares durante cuatro años, tiempo en el que no encontraron ningún genoma del VIH en un estado para reproducirse.

«Estos dos casos y sus hallazgos indican que puede haber un camino viable hacia una cura esterilizante para las personas que no pueden hacer esto por sí mismas. Sin embargo, la ausencia de evidencia de provirus VIH-1 intactos en un gran número de células no es evidencia de ausencia de infección por VIH-1. Una cura esterilizante del VIH-1 nunca puede probarse empíricamente», señala el artículo publicado.

Ante esto, los especialistas indicaron que se encuentran en la búsqueda de la posibilidad de inducir este tipo de inmunidad en personas que reciben ART mediante la vacunación.

Con estas vacunas se planea «educar» a los sistemas inmunológicos para que así puedan «conocer» y «controlar» el virus sin una terapia adicional.

SÍGUENOS EN LAS REDES SOCIALES

 

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.