Molestias en el ano: ¿Se debe ir al urólogo o al proctólogo?

SANTO DOMINGO.-“El aumento de la incidencia y las muertes por el cáncer de colon y recto ha hecho que la edad de inicio para la detección temprana de la misma inicie a los 45 años y más aún si el paciente tiene algún factor de riesgo asociado, como el hereditario”.

Así lo afirma la cirujana coloproctóloga Yesenia Ruiz, al destacar la importancia de un chequeo a tiempo, el cual puede prevenir el desarrollo de cáncer de ano u otra patología grave. Indica que la “mayoría de las afecciones benignas del ano pueden ser tratadas de manera clínica o conservadora, como es el caso de las hemorroides y fisuras en sus etapas iniciales en donde podemos incluso realizar procedimientos de oficina para los mismos.

Hay otros como abscesos y fistula que dé inicio comenzamos tratamiento médico (antibióticos) para luego ser llevados al quirófano para su resolución definitiva”.
La doctora Ruiz describió que los síntomas de alerta que hacen que los pacientes acudan al coloproctólogo son dolor anal, sangrado transanal o prurito, ardor anal, masas, protrusiones, protuberancias anales, verrugas anales, secreciones y mucosidades salida involuntaria de gases y heces o dificultad para evacuar y cambios en el patrón evacuatorio.

Explica que un especialista en coloproctología está capacitado para tratar afecciones benignas y malignas del colon, recto y ano, así como también trastornos funcionales de los mismos, desde el punto de vista clínico y quirúrgico.

Ramas distintas
Aclara que a pesar de que la coloproctología y la urología son ramas distintas, en ocasiones necesitan unirse para tratar algunas afecciones y así beneficiar a los pacientes.

Citando algunos ejemplos como fistulas del colon o el recto, que van a las vías urinarias (riñón, próstata, vejiga, uréter o uretra) gangrena de Fournier o tumores que involucren los dos sistemas o trastornos del piso pélvico.

Urólogo o proctólogo
Refiere que por ello se puede dar que los pacientes acudan con frecuencia tanto a un urólogo como al proctólogo, buscando ayuda y no es hasta que es evaluado y se le aclara donde debe acudir, asegurando que existe cierta confusión en los pacientes con la palabra proctólogo (piensan que viene de próstata) y en realidad se deriva del griego “Proktus” que quiere decir recto.

La especialista, quien trabaja con el equipo multidisciplinario URUS, en el el edificio Medicalnet B, dijo: “Podemos descubrir diagnósticos que implicarán la derivación del paciente a la especialidad correcta”.

Afecciones

—Visita obligada
Afecciones que obligan a los pacientes visitar el médico son las hemorroides internas (por el sangrado), las trombosadas y las fisuras (por el dolor) y los abscesos y fistulas (por la salida de secreciones, fiebre y dolor), entre otras.

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.