Militarizan Valle Nuevo en medio de protestas

En medio de encendidas protestas de trabajadores y productores agrícolas, el Ministerio de Medio Ambiente y Recursos Naturales inició la militarización del parque Juan Bautista Pérez Rancier (Valle Nuevo), como medida preventiva ante la negativa de los 409 productores a salir del área protegida.
Decena de trabajadores agrícolas se apostaron en la entrada de Constanza y colocaron escombros para impedir la llegada de los guardias. En total fueron diseminados en el puesto militar de Alto Bandera un total de 120 militares adscritos al Servicio de Protección Ambiental que dirige el general Valentín García Reyes. El operativo es comandado por el coronel Mario César Frías Nolasco que informó que en principio permanecerán en el área de recepción y luego los guardias serán apostados en las comunidades y espacios utilizados para el cultivo.

Valle Nuevo tiene una dimensión territorial de 910 kilómetros cuadrados como zona protegida. El coronel Frías Nolasco dijo que además adicionarán otros militares y empleados del servicio medioambiental con lo que podrían llegar hasta 200 los encargados de la protección. La fecha límite otorgada por el Ministerio de Medio Ambiente es hasta el próximo 29 de enero. Algunos de los guardias contarán con unidades motorizadas.

El ministro de Medio Ambiente, Francisco Domínguez Brito, ha advertido que no habrá prórroga en favor de los productores que desde hace tres décadas mantienen ocupadas las tierras de Valle Nuevo. Entre las principales quejas y denuncias hechas por ambientalistas están la que siete ríos y cinco arroyos son afectados, debido a que se hacen trasvase con tubería en las cuencas.

Entidades como la Sociedad Ecológica del Cibao (Soeci) aseguran que en Valle Nuevo nacen 700 fuentes de agua que permiten irrigar zonas agrícolas y ofrecer el líquido a prácticamente todo el país. Sin embargo, los productores que han elevado un recurso solicitando una prórroga hasta el mes de marzo para desalojar la zona, dicen que cientos de familias perderán el sustento si se materializa el desalojo. En las áreas protegidas operan productores de fresa, manzana, zanahoria, lechuga, repollo, flores y la pecuaria. También funcionan algunos aserraderos. Las comunidades donde han utilizado de la zona montañosa para el conuquismo comunican a las provincias La Vega con Monseñor Nouel en la región Norte y con San José de Ocoa y Azua en el sur.

Álvaro Victoriano, quien se dedica a la producción de fresa en la comunidad Los Castillos en la zona de Constanza, asegura que en nada afectan al medio ambiente debido a que utilizan productos orgánicos. Victoriano espera ser escuchado por las autoridades de Medio Ambiente. “Si hay que cumplir la ley la acataremos, pero esto no es lo más justo para nosotros ni para cientos de personas que vivimos de lo que producimos”, apunta Victoriano. El operativo es realizado en medio de esporádicas llovizna y una temperatura que oscila entre siete y doce grados.

En una declaración conjunta los ministerios de Defensa (MIDE) y Medio Ambiente (MA) informaron que desde hoy los agentes se encuentran en la zona y este domingo las tropas, compuesta por 120 militares, comenzarán a patrullar el Parque Nacional Valle Nuevo realizando labores de control de acceso de jornaleros, semillas, fertilizantes y agroquímicos a las áreas protegidas.

Estos militares se suman a 23 miembros del Servicio Nacional de Protección Ambiental (SENPA) que ya habían sido enviados para reforzar la seguridad del parque para un total de 143 hombres. Indicaron que vencido el plazo de la resolución 14-2016, el próximo 29 de enero, se iniciará el desmonte de las tuberías, bombas, instalaciones y otros instrumentos utilizados para producción, que no hayan sido eliminados al término del plazo.

Los agentes llegaron al cuartel de Valle Nuevo el viernes 13 de enero alrededor de las 9:00 de la mañana, y fueron recibidos por el director del Parque, Julio de los Santos, y el general de brigada Valerio Antonio García Reyes, ERD, director del Servicio Nacional de Protección Ambiental, entre otros. De inmediato, los encargados de operación de cada pelotón y los oficiales a cargo realizaron un vuelo de reconocimiento sobre las áreas protegidas con los representantes de Migración, Agricultura y el Banco Agrícola. Con el recorrido se les mostró a las tropas la zona donde estarán interviniendo a partir del 15 de enero.

Dicen Constanza perderá 4,000 empleos

Durante las acaloradas protestas, los afectados por el desalojo rompieron las puertas y colocaron vehículos para impedir la entrada de los militares y de las autoridades de Medio Ambiente que las habían colocado con anterioridad. Esta situación dejó a cientos de personas varadas, las que por horas se vieron impedidas de avanzar por la vía. “Aquí dejarán la vida cada uno de los campesinos si Medio Ambiente no le busca una solución”, dijo con enojo Yoselyn Hernández, una de las afectadas por el desalojo. En tanto que Ignacio Durán llamó a las autoridades a ponerse en los zapatos de los campesinos, para que sepan la situación en que quedarán cientos de familias que no contarán con los recursos que les genera la producción agrícola para garantizarles su sustento. Advierten que solo en Constanza 4,000 personas quedarán sin empleo.

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.