Militares fuerzan la renuncia de Evo; hay saqueos e incendios

Evo Morales apreció en la televisión para anunciar su renuncia, tras lamentar un “golpe cívico” y que la Policía se hubiera replegado a sus cuarteles en los últimos días. Minutos antes había anunciado la celebración de nuevas elecciones, luego que la OEA no validara los resultados de las eleccikones.

Morales pidió a los líderes opositores Carlos Mesa y Luis Fernando Camacho, a los que acusa de instar un golpe de Estado para echarle del poder, que “no maltraten” a los bolivianos y les “dejen de patear”. “No queremos enfrentamientos”, agregó, a la vez que dijo renunciar para propiciar la “pacificación” de Bolivia y que “vuelva la paz social”.

Minutos antes, las Fuerzas Armadas de Bolivia y la Policía Boliviana habían al presidente Evo Morales que renuncie a su cargo para pacificar al país.

El comandante en jefe de la institución castrense, Williams Kaliman, y el comandante de la Policía Boliviana, Yuri Calderón, leyeron por separado sendos comunicados, sugiriendo el primero y pidiendo el segundo la renuncia de Morales.

La lucha no termina acá

“La lucha no termina acá”, advirtió con la voz entrecortada por momentos, para insistir en su denuncia de un “golpe cívico, político y policial” instigado por “grupos oligárquicos que conspiran contra de democracia”.

Al respecto, exigió ante la comunidad internacional que “se diga la verdad” sobre lo que consideró un golpe de Estado.

Izquierda dice fue golpe

La izquierda latinoamericana dijo que lo ocurrido en Bolivia fue un golpe de Estado. El Grupo de Puebla, foro de líderes progresistas latinoamericanos que se reunió el fin de semana en Buenos Aires, rechazó este domingo lo que consideraron un golpe de Estado en Bolivia y se solidarizaron con Evo, de quien dijeron que su renuncia fue forzada.

El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, fue uno de los primeros en repudiar categóricamente el “golpe de Estado” que, denunció, sufrió Morales, su aliado histórico en la región. En la misma línea el mandatario cubano, Miguel Díaz-Canel, afirmó que “el mundo se debe movilizar por la vida y la libertad de Evo”. Para Alberto Fernández, recién elegido como presidente de Argentina, este “quiebre institucional en Bolivia es inaceptable”.

Saqueos e incendios

Los disturbios se extendieron anoche por varias ciudades tras la renuncia como presidente del país de Evo Morales, con incendios, saqueos y ataques a casas como el que según algunas informaciones sufrió una vivienda del propio exmandatario. La Paz, El Alto y Cochabamba registran estos incidentes, mientras muchos ciudadanos piden ayuda a la Policía.

Dice lo detendrán; apresan la titular Tribunal Electoral

Evo Morales denunció que corre el riesgo de ser detenido ilegalmente y que grupos violentos asaltaron su domicilio. “Denuncio ante el mundo y pueblo boliviano que un oficial de la policía anunció públicamente que tiene instrucción de ejecutar una orden de aprehensión ilegal en contra de mi persona”, dijo en Twitter. Mientras que María Eugenia Choque Quispe, quien este domingo renunció de manera “irrevocable” a la presidencia del Tribunal Supremo Electoral, fue detenida en medio de las manifestaciones que se registran en el país tras la dimisión del jefe de Estado.

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.