Miles participan en la sexta versión de la camina “Un Paso por mi Familia” en Santo Domingo y Santiago

SANTO DOMINGO. Miles de feligreses de las arquidiócesis de Santo Domingo y Santiago, así como representantes de entidades oficiales y comunitarias, participaron ayer en la sexta versión de la camina “Un Paso por mi Familia”, con la que se busca rescatar los valores familiares y rechazar la violencia y los feminicidios.

Ambas manifestaciones terminaron con un acto artístico y una eucaristía en las que se proclamó el fomento del amor en la familia, el rescate de los valores y el rechazo a la violencia y a los feminicidios. En Santo Domingo los caminantes iniciaron en la avenida George Washington esquina Abraham Lincoln y concluyeron en el parque Eugenio María de Hostos.

La actividad estuvo encabezada por los obispos auxiliares monseñor Faustino Burgos Brisman y monseñor Ramón Benito Ángeles, además de decenas de sacerdotes de la arquidiócesis, mientras que en Santiago monseñor Freddy de Jesús Bretón Martínez estuvo al frente de la caminata. Participaron el director de la Policía, Ney Aldrín Bautista Almonte, el diputado Víctor Bisonó (Ito), dirigentes de Visión Mundial y otros representantes de organizaciones que trabajan por la familia y contra la violencia.

Monseñor Burgos Brisman dijo que quieren llamar la atención de toda la sociedad y todas las instituciones para reflexionar sobre por dónde se orienta a la familia y los retos y desafíos a la que está sometida. “Este signo que es un paso por la familia debe llamarnos a todo a la atención, instituciones civiles, públicas a todo el mundo para ver por dónde estamos llevando nuestras familia y donde tenemos que trabajar para que los males no sigan ocurriendo”.

Santiago
La caminata partió desde diferentes parroquias de esta provincia hasta el multiusos de la Universidad Católica Madre y Maestra, donde fue celebrada una eucaristía.

La cruzada fue encabeza por el arzobispo de Santiago, monseñor Freddy de Jesús Bretón Martínez, quien estuvo acompañado por sacerdotes y por millares de fieles.

El arzobispo ponderó el apoyo recibido con el paso del tiempo a esta iniciativa.

“La caminata se ha ido consolidando a través de los años y se ha convertido en una tradición”, destacó el prelado. Expresó la necesidad de que ante la problemática que aflige a muchas familias, es necesario incentivar el amor como factor elemental para la unidad. Junto a monseñor Bretón estaba el obispo auxiliar, Valentín Reynoso, y el rector de la PUCMM, Ramón de la Cruz Baldera. También dirigentes políticos y autoridades civiles.

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.