Mercado de Dajabón sigue su ritmo, pero con pocas ventas

El desarrollo del tradicional intercambio de mercancías que todos los lunes y viernes se realiza por esta zona fronteriza sigue su ritmo, pese a que los disturbios en Haití se han intensificado a causa de la crisis política por la permanencia del presidente Jovenel Moise en el cargo, ya que su mandato concluyó el pasado día 7.

Sin embargo, por la tensión que se vive en la vecina nación se ha limitado la presencia de personas que acuden a la arteria comercial.

La merma de las ventas por los escasos compradores haitianos es normal durante las protestas debido a que aquellos comerciantes que tienen mayor poder adquisitivo residen en lugares apartados y, por temor a perder sus productos en el trayecto, prefieren quedarse en casa.

“Aunque la afluencia de compradores no es la misma, el mercado binacional está desarrollándose dentro de los límites normales. La gente acude y hace sus negocios pero el volumen de ventas es menor porque asisten menos personas por la crisis social y política en Haití”, expresó un residente en el municipio Dajabón.

El ciudadano, que no se identificó, explicó que la tensión está del lado haitiano por las protestas de una parte de la gente en contra del presidente haitiano, ya que en el lado dominicano no existen inconvenientes que pongan en riesgo la integridad física de los residentes y de quienes visitan el mercado u otro lugar de la ciudad.

Las pocas personas que asisten al mercado binacional en las últimas semanas se refleja en grandes pérdidas para las decenas de familias que viven del intercambio de diferentes productos. Por este lado de la frontera se comercia pastas, huevos, pollos, embutidos, repollo, zanahoria, coco y guineos, entre otros rubros de consumo masivo.

Para prevenir cualquier situación que se presente en la frontera, las autoridades dominicanas han reforzado la vigilancia militar por la vía terrestre, mientras que por el aire se mantiene el control con aviones y helicópteros.

En la frontera del lado dominicano no existe tensión alguna, sino mayor vigilancia por parte de los organismos de seguridad del Estado.

En Dajabón las autoridades están en alerta ante cualquier eventualidad fuera de control que se presente en el país vecino.

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.