Médicos promueven campaña de prevención derrames cerebrales para salvar vidas

4660A9A1-1317-4A47-AA0C-3A7B00B0EB2D
PHOTO-2021-02-01-11-38-37
WhatsApp-Image-2021-02-08-at-9.49.31-AM-300x300
jd letreros
D7F4F620-7C8D-442E-BA8D-23F67C6DE63B
CD03BD4F-CF11-4707-BB99-84C9271343C4
Tienda Jiménez
Playero
8CCE2FB0-7697-4E35-809A-F381BE783317

Lee y Comparte

Shares

SANTO DOMINGO.- Dos médicos dominicanos radicados en Estados Unidos, el veterano neurólogo Carlos Williams y Aritmedes Restituyo, se encuentran en el país promoviendo una iniciativa encaminada a prevenir los accidentes cerebro-vasculares (ACV o derrames), destacando que la misma puede salvar vidas.

En visita a El Nuevo Diario, explican que la iniciativa tiene dos meses aplicándose como proyecto piloto en cinco hospitales de Santiago (el Cabral y Báez, el Juan XXIII, el Estrella Ureña, el de Sabana Iglesias y el José de Jesús Jiménez Almonte), con el auspicio de la Agencia Japonesa de Cooperación Internacional (JICA). Hasta ahora han manejado cien casos de ACV o derrames cerebrales.

Detallan que la idea es que el proyecto continúe con el respaldo del Gobierno, para ser extendido a partir de marzo a todo el país.

El doctor Williams, especialista en neurología vascular y en cuidados intensivos neurológicos, describe que, gracias a una aplicación sofisticada, se pueden recibir imágenes del paciente, lo cual permite que los expertos conozcan del caso y puedan instruir a los médicos que atienden a la persona afectada, para salvarle la vida.

Se reciben imágenes de la condición del paciente.

Del mismo modo, apunta que el medicamento para enfrentar con urgencia un ACV es muy costoso, y por eso se necesita la ayuda del Gobierno para abaratar el costo del mismo y que pueda llegar a los más necesitados.

De paso, señala que los derrames cerebrales constituyen la segunda causa de muerte en el país, solo superado por los accidentes de vehículo de motor.

“No hay ningún protocolo oficial en el país entero para tratar a un paciente de accidene cerebro-vascular. Afecta a las gentes de cualquier edad, y la población más afectada y que se está muriendo más es la gente joven. El ACV está matando a la gente entre los 45 y los 65 años de edad”, dice.

“Estamos haciendo una campaña tratando de que, cuando se diagnostique un ACV, pueda llegar a un centro hospitalario para que se trate rápidamente; si no trata rápidamente, las consecuencias son devastadoras, porque el paciente no se recupera y queda con deshabilidad permanente”, añade.

Dr. Aritmedes Restituyo, presidente de la Asociación Hispana de Profesionales de la Salud en New York.

En consonancia, el doctor Aritmedes Restituyo, actual presidente de la Asociación Hispana de Profesionales de la Salud en Nueva York, indica que la campaña de prevención arrancó en 2018 para prevenir los derrames y salvar vidas.-

SÍGUENOS EN LAS REDES SOCIALES

 

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.