Más de 3.000 personas evacuadas tras ola de violencia en la Papúa indonesia

YAKARTA.- Al menos 3.000 personas han tenido que ser evacuadas y otras 8.000 se encuentran a la espera de serlo en la provincia indonesia de Papúa tras los disturbios en los que la semana se registraron 33 muertos, indicó este lunes el Ejército.

Las evacuaciones se están produciendo en aviones militares desde la ciudad de Wamena, epicentro de los disturbios, a Jayapura, la capital provincial de Papúa, región donde la agitación civil se ha intensificado desde agosto y que vive desde hace décadas un conflicto independentista.

La mayoría de los desplazados y fallecidos, más de veinte, son emigrantes de otras provincias que sufrieron la peor parte de la violencia tras quedar atrapados en los incendios que quemaron sus casas y tiendas en Wamena, según el portavoz del las Fuerzas Armadas en Papúa, Eko Daryanto.

“La mayor dificultad para las víctimas es perder sus pertenencias, no pueden regresar, por lo que sus respectivos gobiernos (provinciales) son los únicos que pueden ayudarles a salir de Papúa”, dijo a Efe Daryanto en conversación telefónica.

Las protestas en Wamena y otras partes de Papúa comenzaron el 23 de septiembre después de que se difundiese la noticia de que un estudiante de secundaria había recibido insultos racistas por parte de su profesor.

Según activistas en la zona, las fuerzas de seguridad usaron sus armas de fuego al tornarse violentas las protestas.

El 23 de septiembre murieron en Jayapura otras cuatro personas, tres jóvenes civiles y un soldado, en enfrentamientos entre universitarios y las fuerzas de seguridad en los que fueron detenidas más de 700 personas.

Los insultos racistas contra papuanos, de pelo rizado y piel más oscura que la mayoría de la población indonesia de islas como Java o Sumatra, fueron el detonante en agosto de los disturbios y protestas que se extendieron por la región y han sido contenidos con una fuerte presencia militar.

Los forasteros, que suponen hoy cerca de la mitad de la población de Papúa y son en su mayoría musulmanes, dominan a menudo el sector económico en la provincia de mayoría cristiana, según el Instituto Indonesio de las Ciencias.

Amnistía Internacional ha denunciado la impunidad de las Fuerzas Armadas en casos de asesinato en Papúa, así como la restricción de acceso a periodistas y académicos extranjeros.

La región de la Papúa indonesia ocupa la mitad occidental de la isla de Nueva Guinea, un territorio subdesarrollado pero rico en recursos naturales y donde el movimiento independentista cobró fuerza a partir de 1963, cuando Holanda se retiró de Nueva Guinea, su última posesión en el archipiélago.

La otra mitad de Nueva Guinea la integra el Estado independiente de la República de Papúa Nueva Guinea.

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.