Marcha Verde exige auditar y reasignar planta Punta Catalina

SANTO DOMINGO. El movimiento Marcha Verde demandó este domingo la realización de una auditoría de toda la construcción de las plantas eléctricas de Punta Catalina, con el objetivo de pasar el contrato de la obra a una empresa cuyos dueños no esté cuestionados  internacionales como es el caso de los de Odebrecht.

Durante un recorrido “casa a casa” por el sector de Los Tres Brazos, el colectivo planteó que una vez auditado el contrato de las plantas a carbón sea traspasado mediante licitación a cualquier empresa interesada que cumpla con los requisitos técnicos y éticos.

Los voceros de la Marcha Verde en Santo Domingo Este reiteraron el pedido de que el juicio a los implicados en los sobornos de Odebrecht sea llevado por jueces imparciales, sin vínculos partidarios, y de probada honestidad.

En el manifiesto de la actividad los dirigentes verdes también reiteraron la solicitud de que el presidente Danilo Medina sea interpelado ante el Congreso.

“Hacemos un llamado al gobierno a obtemperar los justos reclamos del pueblo dominicano; a la vez que responsabilizamos al presidente Danilo Medina, quien se ha adueñado del Congreso y la de justicia, de lo que pueda ocurrir en nuestro país”, destacaron en su documento oficial.

El movimiento reiteró en Santo Domingo Este la invitación a la marcha nacional que se realizará el próximo domingo 16 de julio en el Distrito Nacional.

Los Tres Brazos

La Marcha Verde calificó como un ejemplo irrefutable del sistema de corrupción e impunidad imperante en República Dominicana todo lo relacionada a la venta ilícita del barrio Presidente Caamaño, mejor conocido como Los tres Brazos.

El movimiento señaló  que el silencio que había guardado el Poder Ejecutivo ante los reclamos de Justicia por este bochornoso proceso de venta de un barrio con toda la población adentro evidencia la relación que existe entre impunidad y la gestión del presidente Danilo medina.

Otra acción producto de la corrupción generalizada, aseguran, la constituye la instalación de una planta de generación eléctrica, ubicada en el corazón del municipio más poblado del país, al margen de las normas medio ambientales y de seguridad, que sin dudas, afecta la salud y pone en peligro la vida de miles de personas.

“Santo Domingo Este, tan golpeado por la descomposición moral de los gobiernos, se levanta firme por el fin de la corrupción y la impunidad.

Marchamos con la frente en alto y el corazón lleno de esperanza, convencidos de que pronto será saciada nuestra sed de justicia”, afirmó la Marcha Verde en su recorrido “casa a casa” de calentamiento para la marcha nacional del 16 de julio.

  Síguenos en nuestro canal de videos:

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.