Manifestantes irrumpen en casa del presidente de Sri Lanka; mandatario huye

PHOTO-2021-02-01-11-38-37
WhatsApp-Image-2021-02-08-at-9.49.31-AM-300x300
jd letreros
CD03BD4F-CF11-4707-BB99-84C9271343C4
Playero
8CCE2FB0-7697-4E35-809A-F381BE783317
F1911753-0A7B-423F-84A2-4818C8AC0AE5
09AA900B-3293-4A8B-B975-1CD553E22C6C

Lee y Comparte

Shares

COLOMBO. – El presidente Gotabaya Rajapaksa huyó de su residencia oficial en Colombo, la capital de Sri Lanka, tras miles de manifestantes furiosos tomaran la casa en protesta por la grave situación económica por la que atraviesa la nación.

Los ciudadanos, quienes se quejan de la inflación desbocada y los productos básicos, entraron hoy a la casa del mandatario durante jornadas multitudinarias de protestas, exigiendo su renuncia ante su incapacidad de manejar la crisis económica.

Pese a que agentes policiales recurrieron con gases lacrimógenos para impedir la intrusión, las personas rompieron el perímetro de seguridad que rodeaban la estructura, pero el gobernante ya había abandonado el lugar.

Los manifestantes entran a la piscina en la casa presidencial en Sri Lanka

Ciudadanos compartieron en directo varias grabaciones desde el interior de la casa del mandatario, donde se observa a cientos de personas corear eslóganes mientras invadían la misma.

Por su parte, Rajapaksa se encuentra en un lugar secreto protegido por el Ejército de la nación asiática.

Las masivas protestas surgieron tras la Policía impusiera un toque de queda en Colombo y ciudades aledañas para contenerlas e impedir la dimisión del jefe de Estado y la del primer ministro.

Los manifestantes protestan dentro de la residencia de Gotabaya Rajapaksa, en Colombo

Previo al anuncio del toque de queda, los uniformados dispararon gases lacrimógenos y cañones de agua a miles de estudiantes manifestantes que gritaban consignas contra el Gobierno local y portaban pancartas que, entre otras cosas, decían: «Basta, ahora vete».

Consideran que Gotabaya Rajapaksa es el responsable de la crisis económica, la peor desde 1948 que se independizó la nación.

De igual forma, culpan al primer ministro Ranil Wickremesinghe, quien asumió el cargo hace dos meses y prometió terminar con la escasez.

Sri Lanka está casi en bancarrota y canceló el pago de US $7 000 millones de deuda externa que vencen este 2022. Hasta 2026 debe devolver más de 5 000 millones de dólares anuales. Sus reservas de divisas están casi terminadas y no puede importar combustible, alimentos, gas de cocina, medicinas, entre otros.

La escasez de combustible ha generado largos cortes del suministro diario y los ciudadanos hacen largas filas para comprar combustible y gas.

La nación ha sobrevivido debido a las líneas de crédito de la vecina India para adquirir combustibles y productos básicos.

La gran crisis económica existente ha hecho que se dispare la inflación, en especial el precio de los productos básicos, que se traduce en un duro golpe para la masa pobre del país.

Además, las escuelas tienen semanas cerradas debido a la escasez de combustible y electricidad, y el gobierno pidió a los empleados estatales laborar desde casa, salvo a los de servicios primordiales.

SÍGUENOS EN LAS REDES SOCIALES

 

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.