Magic Johnson deja el puesto de presidente de Lakers

De forma abrupta, Magic Johnson anunció su renuncia como presidente deportivo de Los Angeles Lakers al expresar su deseo de volver a la vida más sencilla que disfrutó como hombre de negocios y afamado y querido ex jugador antes de tomar el mando de la franquicia a la que se unió hace dos años.

Johnson hizo el anuncio en una conferencia de prensa programada con poca anticipación antes del del duelo del martes ante los Portland Trail Blazers.

“Me quiero ir mientras aún me divierto”, dijo Johnson. “Era más feliz cuando no era presidente de los Lakers. Me divertía más del otro lado del deporte que de este, porque hoy o mañana, tendría que afectar la vida de alguien. Fue algo que pensé y no, no es divertido para mí. No es lo que soy”.

“Quiero volver a divertirme, a ser lo que era antes de tomar este trabajo”, agregó.

Johnson aclaró que su decisión no tuvo que ver con el estatus laboral del coach Luke Walton y dijo que no había informado de su decisión a Jeanie Buss, dueña y presidenta del equipo, ni al gerente general Rob Pelinka.

“Sabía que no podía decírselo (a Jeanie) cara a cara. No podía soportar decírselo de frente”, dijo Johnson, quien agregó que quería a Buss como una hermana.

En un comunicado, los Lakers agradecieron a Johnson por su controbución al equipo en sus dos años como directivo.

“No hay Laker de Los Ángeles más grande que Earvin Johnson. Estamos profundamente agradecidos con Magic por todo lo que ha hecho por la franquicia como jugador, embajador y directivo”, leyó el comunicado. “Le deseamos a Magic, Cookie, andre, EJ y Elisa todo lo mejor en sus próximos pasos. Siempre será, no sólo un ícono de los Lakers sino será familia”.

Johnson, de 59 años, tomó el puesto en febrero de 2017, luego de que los Lakers despidieron a Mitch Kupchak como gerente general y removieron a Jim Buss como vicepresidente deportivo.

Johnson también dijo estar cansado de ser investigado o multado por la NBA por hablar sobre otros jugadores en redes sociales o sólo por hablar con ellos.

Ha sido investigado cuatro veces por manipulación por situaciones que han ido desde hacer bromas como la que hizo por la aparición de Paul George en un programa de televisión hasta por responder a un correo electrónico que le envió Ben Simmons, de los Philadelphia 76ers.

Los Lakers llegaron al duelo ante Blazers con marca de 37-44. La temporada pasada terminaron con registro de 35-47 y no llegan a Playoffs desde 2013.

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.