Magalys Medina y Fernando Rosa se liquidaron con $41 millones de pesos, previo a salida de Danilo del poder.

4660A9A1-1317-4A47-AA0C-3A7B00B0EB2D
PHOTO-2021-02-01-11-38-37
WhatsApp-Image-2021-02-08-at-9.49.31-AM-300x300
jd letreros
D7F4F620-7C8D-442E-BA8D-23F67C6DE63B
CD03BD4F-CF11-4707-BB99-84C9271343C4
Tienda Jiménez
Playero
8CCE2FB0-7697-4E35-809A-F381BE783317

Lee y Comparte

Shares

Previo a la salida de Danilo Medina del gobierno, el 16 de agosto del año pasado, su hermana Magalys Medina Sánchez y Fernando Rosa, se autoliquidaron de la presidencia del Fondo Patrimonial de las Empresas Reformadas (Fonper) y se pagaron prestaciones laborales ascendentes a los RD$41,261,723, según establece la acusación contra los encartados de la Operación Antipulpo.

Estas convenientes desvinculaciones también alcanzaron a 13 altos directivos de esa misma institución que eran cercanos a los dos imputados en el entramado de corrupción supuestamente instaurado por Juan Alexis Medina Sánchez, hermano del entonces mandatario.

Como agravantes, el Ministerio Público establece que esas acciones se llevaron a cabo amparadas en leyes que no están vigentes.

“Estas acciones, de acuerdo al Departamento de Gestión Humana, fueron amparadas en el artículo 63 del reglamento interno de Recursos Humanos del Fonper basado en la Ley 14-91, ley que fue derogada por la No.41-08 sobre Función Pública de enero de 2008, por tanto las acciones fundamentadas en una ley derogada devienen en ilegales, sobre todo cuando la ley vigente prohíbe dichas conductas”, especifica la acusación del caso Pulpo.

Botellas del Gobierno
Además de las supuestas maniobras fraudulentas ejecutadas en el Fonper que permitieron la contratación de manera irregular de las empresas vinculadas a Juan Alexis Medina, y beneficiar a Magalys Medina y otros de sus familiares, la investigación presenta una serie de delitos en el manejo y la administración de la nómina.

Dicen los investigadores que entre los años 2012 al 2020, período en el que fungía como presidente del Fonper el acusado Fernando Rosa, se incrementó la nómina de empleados con el nombramiento de 202 personas “que solo cobraban un salario, pero que no prestaban ninguna función para la institución”. Esta supuesta nómina fraudulenta pagaba RD$259,515,725.

SÍGUENOS EN LAS REDES SOCIALES

 

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.