Madrid recibe la peor nevada en 40 años

jd letreros
D7F4F620-7C8D-442E-BA8D-23F67C6DE63B
CD03BD4F-CF11-4707-BB99-84C9271343C4

Lee y Comparte

Las nevadas que deja la borrasca Filomena desde este jueves en buena parte de España han provocado cortes de carreteras, cancelaciones y retrasos en los trenes y suspensiones de vuelos y enlaces marítimos y se prevé que la situación empeore en las próximas horas con rachas de viento, frío y heladas y riesgo de aludes y avalanchas en los Picos de Europa.

Así se refleja en el gráfico interactivo de la iniciativa Open Streets Maps que se muestra bajo estas líneas. Al pulsar el reproductor que aparece en la esquina inferior izquierda, se evidencia cómo, desde ayer, una zona de bajas presiones se extiende desde el norte de Canarias por el golfo de Cádiz, el Estrecho y el mar de Alborán. Es posible concretar más pinchando sobre cualquier punto del mapa o bien añadir capas como la probabilidad de nevadas o la evolución de las temperaturas en la esquina superior derecha.

Filomena deja desde la tarde de este viernes una copiosa nevada que ha cuajado sobre las calzadas, aceras, parques -todos cerrados- y tejados de la ciudad de Madrid, en una imagen inédita en décadas para sus ciudadanos, quienes en muchos casos no han podido resistir la tentación de salir a las calles para contemplar el espectáculo y a quienes se ha pedido que incluso utilicen cadenas para circular por el casco urbano.

Los primeros copos comenzaban a caer a media mañana, y poco a poco, la intensidad de la nevada fue aumentando hasta alcanzar una magnitud que, si bien había sido advertida por las autoridades, ha sorprendido a los vecinos que, en generaciones, no habían visto el espesor que alcanzaba la nieve en todos los rincones de la ciudad, de la misma forma que ha ocurrido en las localidades de la comunidad autónoma.

León registra temperaturas históricas en España

399 carreteras afectadas en toda España

El temporal ya afecta a 399 carreteras de la red nacional, según datos de la Dirección General de Tráfico (DGT). La Comunidad de Madrid, que se encuentra en alerta roja y naranja por nevadas, permanece desde primeras horas de la tarde del viernes cerrada al tráfico de camiones y vehículos articulados.

La gran cantidad de nieve ha obligado incluso a cortar algunos puntos de las autovías de circunvalación y accesos a la capital. El ministro de Transportes, José Luis Ábalos, ha explicado en declaraciones en TVE que hay cortes en la A-3, A-4 y M-40 y que es obligatorio el uso de cadenas en la A-42, A-5, A-2 y A-6. Además ha habido embotellamientos por coches detenidos en la M-30.

A lo largo de toda la geografía española se han repetido los cortes de carreteras, los llamamientos de las autoridades a evitar desplazamientos innecesarios y la suspensión de numerosas actividades, entre ellas las deportivas.

En Castilla-La Mancha, una de las regiones más afectadas por las nevadas, se encuentran cortadas más de un centenar de carreteras tanto de la red principal como de la secundaria, y cinco están cerradas totalmente en la secundaria, cuatro en la provincia de Ciudad Real y otra en Toledo, en cuya capital ha ido necesario el uso de cadenas en el casco urbano. La capital toledana ha pedido ayuda a la Unidad Militar de Emergencias (UME) para volver a poner en marcha el transporte urbano, prácticamente paralizado por la nevada.

La semana que viene será más fría

El sábado, con Filomena ya situada en el Mediterráneo, permanecerá el frío y lo más probable es que las precipitaciones en el este peninsular se intensifiquen al sumarse los vientos húmedos marinos. Las nevadas también serán “más copiosas que en días anteriores”, el sábado con una probabilidad superior al 80% en “prácticamente” todo el interior peninsular, salvo el oeste de Andalucía, Extremadura, Galicia y puntos del tercio norte.

Tras las nevadas, lo más probable es que la situación meteorológica tienda a estabilizarse, aunque la combinación de cielos despejados con viento flojo y nieve en el suelo puede dar lugar a heladas muy fuertes en muchas zonas del interior, especialmente en el centro.

Es probable que el domingo 10, con el alejamiento de la borrasca hacia el noreste, vayan mejorando las condiciones meteorológicas que han dado lugar al aviso especial. No obstante, el domingo y el lunes todavía son probables las lluvias intensas en el sur de Andalucía y Ceuta debido al acercamiento de una nueva borrasca. A partir del lunes próximo también es probable que se produzca una estabilización general de la atmósfera siendo significativas los siguientes días las heladas nocturnas intensas.

Las temperaturas subirán en buena parte del país, menos en el extremo sur, si bien el ambiente seguirá siendo muy frío, de unos cinco grados centígrados por debajo de lo normal para estas fechas, que son de las más frías del año.

Si se confirma el pronóstico, el frío se agudizará la semana que viene e incluso se podrían superar los umbrales para hablar de ola de frío. Los cielos se irán abriendo y las precipitaciones quedarán acotadas a puntos del extremo norte de la Península y litoral mediterráneo, con un enfriamiento más intenso de la atmósfera. Del Campo prevé que las temperaturas mínimas puedan ser muy bajas, con heladas prácticamente generalizadas y valores inferiores a -5ºC en gran parte del centro, meseta sur y en zonas de montaña. De hecho, prevé que en ciudades como Soria o Teruel puedan bajar de -10ºC e incluso en Madrid bajarán de -5ºC.

SÍGUENOS EN LAS REDES SOCIALES

 

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.