Madre de estudiante ultimada por la MS-13 dice pandilleros son nueva generación de asesinos

4660A9A1-1317-4A47-AA0C-3A7B00B0EB2D
PHOTO-2021-02-01-11-38-37
WhatsApp-Image-2021-02-08-at-9.49.31-AM-300x300
jd letreros
D7F4F620-7C8D-442E-BA8D-23F67C6DE63B
CD03BD4F-CF11-4707-BB99-84C9271343C4
Tienda Jiménez
Playero
8CCE2FB0-7697-4E35-809A-F381BE783317

Lee y Comparte

Shares

NUEVA YORK. La madre dominicana Evelyn Rodríguez, cuya hija Kayla Cuevas Rodríguez, de 16 años de edad, fue asesinada por pandilleros de la MS-13 (Mara Salvatrucha), calificó a los gangueros de Brentwood (Long Island), como “una nueva generación de asesinos impredecibles”, al dar un testimonio en la Corte Federal en un evento para escuchar a la comunidad sobre el terror sembrado por los criminales de Centro y Suramérica.

La estudiante de la secundaria de Brentwood fue brutalmente asesinada a puñaladas, batazos, tubazos y golpes, junto a su compañera de clases, Nisa Mickens, de 16 años, cuyo padre Robert Mickens, testificó también en la audiencia celebrada este martes en el tribunal con sede en el suburbio Central Islip.

La reunión, convocada por el congresista Peter King, que dirige el subcomité de seguridad nacional en la Cámara de Representantes del Congreso en Washington, y autoridades locales, se plantearon estrategias para combatir y erradicar el pandillerismo en la zona, que ha cobrado numerosas vidas de adolescentes de ambos sexos.

La semana pasada, la policía migratoria y otras agencias detuvieron a 41 presuntos miembros de la MS-13, a quienes acusan de múltiples crímenes graves y de aterrorizar a las comunidades.

“Los padres y los residentes de la comunidad ahora vivimos en el miedo y tenemos temor de que nuestros hijos e hijas, jueguen afuera”, dijo Rodríguez en su exposición.

Agregó: “La pandilla MS-13 es tan impredecible que simplemente no se sabe quién es quién con ellos. La MS-13 es una nueva generación de asesinos, que son los niños, niños matando a los niños, y a medida que continúan creciendo lo mismo ocurre con sus técnicas de reclutamientos de niños indefensos para sus malas acciones”.

Se cree que la MS-13 tiene miles de miembros en todo los EE.UU., principalmente inmigrantes de América Central. Posee una fortaleza en Los Ángeles, donde se puso de manifiesto en la década de 1980 como una banda callejera de barrio, pero también ha causado violencia en ciudades y suburbios de todo Estados Unidos.

Amigos de toda la vida Kayla Cuevas y Nisa Mickens fueron atacados y asesinados cerca de sus casas en Long Island. Los fiscales dicen que Kayla fue atacada debido a las disputas en curso con los miembros de la banda de su escuela. Indican que Nisa estaba en el lugar equivocado en el momento equivocado.

Los presuntos asesinos de las estudiantes fueron detenidos en marzo junto con alrededor de una docena de otros miembros de la MS-13, y se enfrentan a cargos federales de asesinato por los que podrían ser condenados a la pena de muerte.

 

SÍGUENOS EN LAS REDES SOCIALES

 

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.