Luis Abinader pide a potencias «actuar con urgencia en Haití».

4660A9A1-1317-4A47-AA0C-3A7B00B0EB2D
PHOTO-2021-02-01-11-38-37
WhatsApp-Image-2021-02-08-at-9.49.31-AM-300x300
jd letreros
D7F4F620-7C8D-442E-BA8D-23F67C6DE63B
CD03BD4F-CF11-4707-BB99-84C9271343C4
Tienda Jiménez
Playero
8CCE2FB0-7697-4E35-809A-F381BE783317

Lee y Comparte

Shares

Santo Domingo.– El presidente dominicano, Luis Abinader, hizo un llamamiento este lunes a la comunidad internacional a «actuar con urgencia» en Haití, país que atraviesa una grave inestabilidad por la crisis política y por la acción de bandas armadas.

«La comunidad internacional, en particular EE. UU., Canadá, Francia y la Unión Europea, deben actuar en Haití y con urgencia», escribió Abinader en su cuenta de Twitter.

El mandatario dominicano, que hizo un llamamiento similar en septiembre en la Asamblea General de la ONU, aseguró que su Gobierno «continuará el plan anunciado con medidas migratorias más estrictas» hacia los ciudadanos del país vecino.

En septiembre, además, Abinader anunció que aplicará de forma estricta las reglas migratorias y laborales que están en vigor pero no se aplican, en especial la norma que obliga a contratar un 80 % de mano de obra dominicana.

En sectores como la construcción civil o la agricultura, la gran mayoría de los trabajadores son haitianos.

Al anunciar la medida a finales de septiembre, el Gobierno dio un plazo de tres meses a las empresas para regularizar los decenas de miles de trabajadores haitianos que están en condición irregular.

De forma paralela, Abinader también anunció que se prohibiría la entrada al país de mujeres embarazadas de más de seis meses, para evitar el costo que supone la atención a las haitianas en los hospitales públicos.

La crisis en Haití se ha agravado en las últimas semanas por la creciente violencia de las bandas armadas, que han causado desabastecimiento de combustible en el país y han arreciado su campaña de secuestros indiscriminados.

El caso más sonado es el de un grupo de 17 misioneros y sus familiares, 16 de ellos estadounidenses y un canadiense, que permanecen secuestrados desde el pasado 16 de octubre.

La violencia de las bandas ha contribuido a agravar aún más la crisis política desencadenada por el asesinato del presidente Jovenel Moise, el pasado 7 de julio.

Las autoridades dominicanas temen que la crisis política, la inseguridad y los efectos del devastador terremoto del pasado 14 de agosto acentúen la emigración de haitianos hacia República Dominicana.

Fuente: EFE.-

SÍGUENOS EN LAS REDES SOCIALES

 

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.