Los Titanes en doble lucha: la clasificatoria y la económica

SANTO DOMINGO. Los Titanes del Distrito atraviesan un momento algo incómodo para la organización.

Las cosas no han salido como la esperaban. Están en la tercera posición de la tabla (5-9); su dirigente, José Domínguez, puso su puesto a disposición del equipo, que también renunció a los servicios de Chris Pérez, John Horford (hermano del jugador de la NBA, Al Horford) y Shaun Lawton.

Domínguez, según se dijo, quedará como asesor del equipo.

La salida de Chris, John y Shaun obedece, además de bajo rendimiento, obedece a la situación económica por la que atraviesa el equipo, según una fuente con conocimiento del tema.

Operar la franquicia este año ronda los 10 millones de pesos. “Hay limitaciones”, afirmó una fuente.

Aun cuando están a un juego y medio de la primera posición del Circuito Sureste en la Liga Nacional de Baloncesto (LNB), la preocupación aparentemente toca a la puerta. Los titánicos tienen aun siete partidos por disputar en la ronda regular, para completar los 20 que marca el calendario para cada representación.

En términos económicos, básicamente la situación comienza a preocupar.

Es por eso que se han producido unos cuantos recortes en el equipo, tal como el de los tres jugadores mencionado. Lawton fue obtenido vía cambio desde los Reales de La Vega, por James Maye. Kelvin Pérez le sale más económico, ya que es residente en la capital y eso ayuda a abaratar los costos. En el caso de Chris, es un jugador dominican york por lo que su mantenimiento en el equipo se hace un poco más costoso.

La organización, según se informó, busca recortar por distintos caminos. Ya sea por el lado de los jugadores, ya sea por otras áreas como la de prensa, según se ha reportado.

Previo al inicio del torneo, la organización decidió negociar a Maye (36 años), su jugador nacionalizado, por dos razones, una por su valor, alrededor de 10 mil dólares mensuales y otra adquirir a un nacionalizado más joven, Brian Williams (29 años).

Los Titanes, que fueron adquiridos alrededor de un mes antes del torneo por el empresario Roberto Modesto, se ven perjudicados en términos publicitarios, por comenzar sus operaciones con el campeonato a punto de abrir sus puertas.

Pero por el tiempo previo en que se dio la negociación para comprar los Titanes “no han podido organizar por completo” el equipo, dijo el presidente de la LNB, Antonio Mir.

Origen de los Titanes
 

El conjunto de los Titanes viene como resultado de los Constituyentes de San Cristóbal, el cual era operado por Nelson Guillén, actual alcalde de San Cristóbal.

La franquicia fue negociada y pasó a ser manejada en 2010 por los Leones del Escogido que tenían también a los Leones de San Domingo.

En 2011 pasó a ser propiedad de Fernando Queipo y Axel Haché, quienes la manejaron con distintos procesos, ya que en el 2012 pasó a llamarse Titanes del Licey, en sociedad entre Queipo y el conjunto de béisbol profesional dominicano, Tigres del Licey.

La sociedad fue efímera ya que se le tornó incosteable al equipo de béisbol.

Desde 2013 a 2015 quedó en poder de Queipo.

El conjunto fue adquirido entonces por el empresario venezolano Julio Ducharne en el 2016, quien luego la vendió a Modesto un mes antes del inicio de la campaña.

El conjunto arrastra además deudas con personal de distintas áreas.

Según datos, se considera que la franquicia fue vendida por algo más de 18 millones de pesos.

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.