Los charamicos anuncian la Navidad

La temporada navideña es anunciada tradicionalmente en Santo Domingo por la colocación de artículos alegóricos a las pascuas en avenidas como la Winston Churchill con sus emblemáticos “charamicos”.

Miles de ciudadanos que a diario transitan por la zona, en vehículo o a pie, notan inmediatamente la presencia de estos adornos que son colocados en hogares y centros de trabajo en víspera de Navidad y Año Nuevo, y cuyo negocio dinamiza el empleo informal por alrededor de dos meses. Para Cándido Santos, propietario de varios puestos de venta y alquiler de charamicos, ésta actividad ha representado el sustento de su familia desde el año 1972, cuando incursionó en la elaboración y comercialización de los adornos. Santos asegura que la venta de charamicos en la Capital anuncian que se acerca la Navidad.

“A partir del 15 de este mes las cosas empiezan a mejorar.
Nosotros elaboramos un sin número de artículos para la venta de este año y a veces para el próximo; algunas veces hacemos 300 mil unidades de diferentes variedades”, precisó. Resaltó que las piezas que más se venden son los burros, estrellas, bolas colgantes, conos y espirales.

“Algunas empresas grandes compran decenas de unidades para celebrar la fiesta de Navidad de sus empleados y vienen aquí y adquieren sus piezas, que también en algunos casos alquilamos”, explicó. Los precios regulares depende del tamaño y alegoría. Los burros tienen un costo promedio de RD$3,000 y los arbolitos desde RD$200 hasta RD$5,000.

“Nosotros utilizamos materiales orgánicos pero no simple palos. Son de bejuco chino, maleza, jaquimei y también árbol de olivo que son extraídos de algunas fincas cuyas tierras no son productivas”, sostuvo.

Por otra parte, el Ayuntamiento del Distrito Nacional otorga un permiso cada año a estos vendedores, que según informaron ronda los RD$1,000 por metro lineal que hagan uso de las aceras, válido desde el 20 de octubre hasta el 7 de enero.

Negocios de frutas y dulces se activan

En diferentes puntos de la ciudad como en las avenidas Isabela Aguiar, Simón Bolívar y San Martín florecen los quioscos de venta de frutas y dulces en víspera de celebrar Noche Buena y Año Nuevo. “Las ventas siempre aumentan en diciembre, además cuando dan el doble (sueldo) la gente se motiva más y se venden más productos. Esperamos que sea mejor que el año pasado”, dijo Ricardo de Jesús, comerciante del sector Pintura, Santo Domingo Oeste.

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.