Los balnearios de San Cristóbal estuvieron abarrotados

Lee y Comparte

Slider

Los balnearios de esta provincia fueron abarrotados de bañistas durante todo el sábado.

Las playas Najayo y Palenque parecían un hormiguero humano, en especial por niños, que es la mayor cantidad de público que asistió a disfrutar durante el Sábado Santo.

Pero no todo el que visitó estos balnearios pudo darse un chapuzón, pues los embargó el temor de contagiarse con el coronavirus.

Ese es el caso de las señoras Familia y Elena Martínez, quienes se trasladaron del municipio Yaguate a bañarse, pero prefirieron acomodarse a contemplar el lugar.

“Esto parece un enjambre. Aquí hay mucha inconsciencia. No es posible que hayan permitido que tanta gente se junte aquí sin saber cuántos están contagiados”, comentó.

En ese sentido dijo que prefería sólo observar el panorama y ver las olas del mar, pues con eso era más que suficiente.

Los bañistas empezaron a llegar a los balnearios de esta provincia a las 10:00 de la mañana, pero pasado en medio día fue cuando acudió el mayor número.

Sin embargo, a las 4:00 de la tarde seguía llegando público, por lo que encontrar un parqueo es una tarea difícil.

Y es que la gente que visitó hoy estas playas llegó de Santo Domingo, Haina, Villa Altagracia y otros municipios de las provincias.

En el caso de la plata Najayo opera un retén justo al frente del destacamento Los Grayumbo, en el cual le hacen una especie de radiografía a las personas que se dirigen a las playas Palenque y Najayo.

“¿Usted lleva bebida alcohólica, llevas arma de fuego? Recuerde guardar la distancia. Disfrute”, dicen los Policía.

Mientras que ya en las playas, hay equipos de policías que continuamente circulan tanto por los comercios, como por las orillas del balneario, para evitar el consumo de bebidas alcohólicas.

Los vacacionistas aseguran que tanto ayer como hoy, no se presentaron problemas, pues la gente ha acatado las medidas de no consumir bebidas alcohólicas.

“¿Señora, qué es lo que usted hace aquí?, preguntó un joven que llevaba un vaso de cristal con cerveza en sus manos.

La respuesta fue que estaba trabajando y mirando a ver cómo la gente disfrutaba.

SÍGUENOS EN LAS REDES SOCIALES

 

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.