López Obrador asesta duro golpe al narcotráfico

CIUDAD DE MÉXICO.-  El Gobierno de Andrés Manuel López Obrador asestó ayer su mayor golpe al crimen organizado mediante la captura del líder del poderoso Cártel Santa Rosa de Lima, con la que se abrió la incógnita de si se calmará o recrudecerá la violencia en Guanajuato, el estado con más asesinatos de México.

Tras varias semanas estrechando el círculo sobre José Antonio Yépez, conocido como El Marro, la madrugada de ayer fue capturado el capo en Apaseo El Alto (Guanajuato) en un operativo conjunto entre autoridades federales y estatales en el que se liberó a una empresaria que el capo tenía secuestrada.

“Por supuesto que es el mayor golpe en dos años y un logro importante tras la fallida captura de Ovidio Guzmán (hijo de Joaquín ‘El Chapo’ Guzmán) en octubre del año pasado”, dijo Pedro Isnardo de la Cruz, especialista en narcotráfico.

El Gobierno seguía la pista de El Marro desde hacía más de un año por su red de secuestros, extorsión, narcotráfico y, sobre todo, el robo de gasolina de los oleoductos de la petrolera estatal Pemex. A finales de junio, a través de un vídeo en el patio de una casa, El Marro juró entre llantos venganza contra el Gobierno por la captura de varios miembros de su organización, entre ellos su madre, lo que evidenció su debilitamiento.

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.