Llegan a República Dominicana restos de dos de los muertos en Chiapas.

4660A9A1-1317-4A47-AA0C-3A7B00B0EB2D
PHOTO-2021-02-01-11-38-37
WhatsApp-Image-2021-02-08-at-9.49.31-AM-300x300
jd letreros
D7F4F620-7C8D-442E-BA8D-23F67C6DE63B
CD03BD4F-CF11-4707-BB99-84C9271343C4
Tienda Jiménez
Playero
8CCE2FB0-7697-4E35-809A-F381BE783317

Lee y Comparte

Shares

Los restos mortales de dos de los once dominicanos fallecidos en el grave accidente del 9 de diciembre en el estado de Chiapas, sureste de México, fueron trasladados al país, informó este sábado la Cancillería.

Una de las víctimas es Juniel Mordán, cuyos restos llegaron el viernes al Aeropuerto Las Américas, este de Santo Domingo, y Juan Alberto Soto Castillo, expatriado este sábado a través de la misma terminal, de acuerdo con un comunicado de la Cancillería.

Inicialmente estaba previsto que los cuerpos fueran trasladados al país en la madrugada de ayer, pero se aplazó sin que las autoridades explicaran el motivo.

Mordán fue velado y sepultado ayer mismo en el municipio Baní, que pertenece a la provincia Peravia (sureste), mientras que el funeral de Soto Castillo tendrá lugar hoy en Cañafistol, ubicado en esta misma demarcación.

Los cadáveres de los otros nueve fallecidos en el accidente “continuarán llegando en los próximos días”, agregó el comunicado oficial.

Al menos 56 personas murieron en el accidente del camión y un centenar resultaron heridas, en su mayoría migrantes centroamericanos y también dominicanos. Según el último informe de la Secretaría de Salud de Chiapas, 51 pacientes continúan hospitalizados, la gran mayoría de ellos en estado grave o delicado.

El tráiler donde viajaban los migrantes indocumentados chocó con la pared del muro de un puente peatonal, según el reporte de la Fiscalía de Chiapas. Tras el impacto, la caja quedó sin el techo para luego volcarse hacia un costado y a consecuencia del choque decenas de migrantes murieron en el instante. Las autoridades dominicanas han confirmado la muerte de 11 migrantes de ese país y todavía tratan de identificar a otros dos, que han sido dados como desaparecidos, mientras que tres más están heridos.

México vive una de las mayores olas migratorias de su historia. De enero a octubre, el país ha interceptado a 228.115 personas y deportado a otras 82.627, cifras que no se habían visto desde hace más de 15 años.

SÍGUENOS EN LAS REDES SOCIALES

 

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.