Las ventas de Huawei se resentirán por el veto de EEUU, advierte su fundador

PEKÍN.- Las ventas de Huawei se resentirán debido al veto de Estados Unidos y se situarán en unos 30,000 millones de dólares (26.760 millones de euros) por debajo de los pronósticos que tenía la compañía para este año, reveló hoy su fundador y consejero delegado, Ren Zhengfei.

El jefe del gigante tecnológico indicó que la facturación derivada de ventas caerá hasta los 100,000 millones de dólares (89,200 millones de euros) este año y el que viene, lo que supondría una bajada de cerca del 10 % con respecto al dato de 2018.

A principios de año, Ren había explicado en una entrevista que la previsión de la empresa era alcanzar los 125.000 millones de dólares (111.500 millones de euros) en ingresos este año.

De hecho, el directivo reconoció que las informaciones que hablan de un descenso en las ventas de teléfonos al extranjero son verídicas: “Sí, han caído un 40 por ciento, pero el crecimiento en el mercado chino para los teléfonos inteligentes es muy rápido”.

En una mesa redonda celebrada hoy en la sede de la empresa, en Shenzhen (sureste de China), Ren afirmó que en los próximos dos años “reduciremos nuestra capacidad”, aunque vislumbró que hacia 2020 “podremos volver a tomar inercia de crecimiento”.

El veterano empresario afirmó que los “reveses” a los que se enfrenta Huawei “no han sido provocados por empresas” estadounidenses sino por “políticos”, en una clara alusión al Gobierno dirigido por Donald Trump, que afirma que la firma china es un peligro para su seguridad nacional.

“En los últimos 30 años, el desarrollo de Huawei ha recibido apoyo de empresas de todo el mundo. En el pasado, cuando todavía no éramos tan fuertes, estábamos decididos a trabajar junto a empresas estadounidenses. En el futuro estaremos todavía más decididos a trabajar con empresas estadounidenses”, aseveró.

A mediados de mayo, Estados Unidos incluyó a Huawei en una lista negra por ser sospechosa de espionaje y le prohibió vender equipos tecnológicos y colaborar con empresas e instituciones del país.

Como consecuencia de esto, compañías como Google anunciaron que dejaban de prestar servicios tecnológicos a la empresa china, una situación que desató el pánico de millones de usuarios de teléfonos móviles ante la incertidumbre por las futuras actualizaciones del sistema operativo Android (perteneciente a Google).

Pese a las acusaciones internacionales sobre la seguridad de sus equipos, Huawei ganó un 25,1 % más en 2018, año en el que aseguró haber vendido 206 millones de teléfonos móviles y facturado 721.200 millones de yuanes (110.900 millones de dólares, 94.800 millones de euros) en ventas.

Aunque no desglosa sus ingresos por países, sí que lo hace por zonas geográficas, entre las que destacan China (52 %) y el grupo formado por Europa, Oriente Medio y África (28 %), mientras que las Américas solo suponen el 6,6 % de la facturación total de Huawei.

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.