Las peligrosas consecuencias del consumo excesivo de sal de mesa.

4660A9A1-1317-4A47-AA0C-3A7B00B0EB2D
PHOTO-2021-02-01-11-38-37
WhatsApp-Image-2021-02-08-at-9.49.31-AM-300x300
jd letreros
D7F4F620-7C8D-442E-BA8D-23F67C6DE63B
CD03BD4F-CF11-4707-BB99-84C9271343C4
Tienda Jiménez
Playero
8CCE2FB0-7697-4E35-809A-F381BE783317

Lee y Comparte

[wpsr_share_icons icons="facebook,twitter,whatsapp,email,pdf" icon_size="32px" icon_bg_color="" icon_shape="drop"]

La cantidad de ese condimento de tradición en la dieta occidental deteriora de manera peligrosa la microflora intestinal.

El consumo en exceso de sal de mesa típico de ciertas costumbres alimenticias occidentales puede generar efectos muy perjudiciales sobre la flora intestinal de los seres humanos e, incluso, producir enfermedades cardiovasculares y cerebrales, según indica un estudio realizado por un grupo internacional de científicos, publicado recientemente en la revista revista Nature.

El experimento

Para calcular y analizar los efectos de la sal de mesa en la salud humana, 39 científicos de Estados Unidos, Bélgica y Alemania llevaron a cabo una serie de pruebas con ratas de laboratorio, cuyos organismos poseen significativas semejanzas.

Los expertos proporcionaron a los roedores alimentos con elevadas dosis de cloruro de sodio o NaCl, la fórmula científica de la sal común. Luego de examinar muestras de sus heces fecales, vieron que tenían menos bacterias de la especie ‘Lactobacillus murinus’, que fermentan los glúcidos convirtiéndolos en ácido láctico.

Esa insuficiencia puede provocar severos daños a los organismos, que va desde hipertensión hasta encefalomielitis autoinmune, una patología en donde la médula espinal y el cerebro son atacados por los anticuerpos.

En un experimento piloto con seres humanos, las personas que ingirieron altas dosis de sal presentaron una disminución de lactobacilos y un incremento de linfocitos Th17, cuyos niveles elevados propician la hipertensión y los problemas cardiovasculares.

#NoticiasJLP
#NJLPteInforma

(COMPARTE)

SÍGUENOS EN LAS REDES SOCIALES

 

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.