Las autoridades del canal de Suez necesitan remover 20.000 metros cúbicos de arena para liberar el barco Ever Given

Slider

Lee y Comparte

Hasta 20.000 metros cúbicos (706.000 pies cúbicos) de arena deberán ser removidos en el canal de Suez para liberar el gigantesco buque portacontenedores que ha estado atascado allí desde el martes, según las autoridades del canal.

El Ever Given, un buque portacontenedores casi tan largo como la altura del edificio Empire State en Nueva York, encalló en el canal egipcio después de ser atrapado por vientos de 40 nudos y una tormenta de arena que causó poca visibilidad y mala navegación.

Ha bloqueado una de las vías fluviales más transitadas del mundo, lo que ha provocado frenéticos esfuerzos de salvamento, incluido el uso de dos dragas, nueve remolcadores y cuatro excavadoras en la orilla del canal.

Las dragas están trabajando arduamente para remover arena y barro de la proa del barco, y deberán mover entre 15.000 y 20.000 metros cúbicos (530.000 a 706.000 pies cúbicos) de arena para alcanzar una profundidad de 12 a 16 metros (39 a 52 pies), lo que podría permitir que el barco flote, dijo el jueves la Autoridad del Canal de Suez (SCA, por sus siglas en inglés). Eso es aproximadamente ocho veces el tamaño de una piscina olímpica.

«Además de las dragas que ya están en el sitio, una draga de succión especializada está ahora con el buque y pronto comenzará a trabajar. Esta draga puede mover 2.000 metros cúbicos de material cada hora», dijo Bernhard Schulte Shipmanagement, gerente técnico del barco Ever Given, en un comunicado.

La SCA agregó que había discutido la opción de mover la embarcación, que mide 400 metros (1.312 pies) de largo y 59 metros (193 pies) de ancho, dragando el área a su alrededor.

Podría tomar días liberar el canal de Suez

El piloto principal del canal en la SCA le dijo a CNN el miércoles que hacer que el enorme barco vuelva a flotar es «técnicamente muy complicado» y podría llevar días.

Un equipo de expertos en salvamento de la holandesa Smit Salvage y Nippon Salvage de Japón, que trabajó en varias operaciones de alto perfil en el pasado, ha sido designado para ayudar a la Autoridad del canal de Suez a poner a flote el barco, dijo la compañía de fletamento Evergreen Marine en un declaración.

Pero cada día que pasa tiene un alto costo para las empresas y países cuyo comercio se ha detenido por el estancamiento. Aproximadamente el 12% del volumen del comercio mundial pasa por el canal de Suez y, por lo general, maneja alrededor de US$ 10.000 millones al día en carga.

Más de 18.800 barcos con un tonelaje neto de 1.170 millones de toneladas pasaron por el canal durante 2020. Eso es un promedio de 51,5 barcos por día.

Importancia del canal

Al menos 160 barcos que transportan combustible y carga vital ahora están esperando para pasar por la vía fluvial bloqueada, según un piloto de canal de alto nivel en la SCA. Algunos barcos están decidiendo desviar su viaje alrededor del Cabo de Hornos para evitar el atasco en el canal de Suez, pero se enfrentan a 3.800 millas adicionales y hasta 12 días de tiempo adicional de navegación, según la Cámara Naviera Internacional (ICS).

«No solo las mercancías a bordo del Ever Given sufrirán graves retrasos en su viaje, sino que también se verán afectados cientos de otros barcos. El daño causado a la cadena de suministro global será significativo», dijo el secretario general de ICS, Guy Platten.

A los expertos les preocupa que si el barco no es liberado pronto, el atasco podría afectar el mercado petrolero, las tarifas de envío y contenedores, lo que provocaría un aumento en el costo de los bienes cotidianos.

«La mayor parte del comercio entre Asia y Europa todavía depende del canal de Suez, y dado que los bienes vitales, incluidos equipos médicos vitales y equipos de protección, se mueven a través de estos barcos, pedimos a las autoridades egipcias que hagan todo lo que puedan para reabrir el canal lo antes posible», dijo Platten.

No es la primera vez

Esta no es la primera vez que el canal, que se inauguró en 1869, enfrenta un cierre. Tuvo que cerrar entre 1956 y 1957 debido a la Crisis de Suez, también conocida como la segunda guerra árabe-israelí. Se cerró de nuevo en 1967 cuando Israel ocupó la península del Sinaí, y no volvió a abrir hasta 1975.

Pero este cierre puede tener un impacto mucho mayor y más perturbador que los dos últimos debido a que al nivel de comercio entre Europa y Asia ha crecido sustancialmente en las décadas posteriores.

«El tamaño de los envíos se ha vuelto tan grande que es muy difícil para las autoridades egipcias, básicamente, mantenerse al día con el crecimiento», dijo el jueves el corresponsal internacional senior de CNN, Bill Wedeman. «El tamaño del canal de Suez en los últimos 50 años, su ancho, básicamente se ha duplicado y claramente todavía no es lo suficientemente grande».

SÍGUENOS EN LAS REDES SOCIALES

 

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.