Las 7 razones por las que los padres deben escuchar a sus hijos

PHOTO-2021-02-01-11-38-37
WhatsApp-Image-2021-02-08-at-9.49.31-AM-300x300
jd letreros
CD03BD4F-CF11-4707-BB99-84C9271343C4
Playero
8CCE2FB0-7697-4E35-809A-F381BE783317
F1911753-0A7B-423F-84A2-4818C8AC0AE5
09AA900B-3293-4A8B-B975-1CD553E22C6C

Lee y Comparte

Shares

¿Seguro que escuchamos correctamente a nuestros hijos? No son pocos los expertos en relaciones familiares los que opinan que cuando los niños salen del colegio o del instituto, los padres se interesan por si ha ido todo bien o qué es lo que han comido. Una vez que saben que no ha habido ningún problema, «desconectan» del resto de la conversación con sus hijos, «no se preocupan tanto sobre qué han hecho en el recreo, con qué amigos ha estado, ni si quiera por los juegos o modas que le interesan o esa colección de cromos que tanto le gusta…».

Indican que es una lástima desperdiciar ciertos momentos porque en ellos podemos aprender mucho más sobre cómo son nuestros hijos.

Susana de Cruylles, psicologa clínica y terapeuta de familia del Hospital Universitario Principe de Asturias, apunta que precisamente si se escucha a los hijos, los padres tendrán la oportunidad de conocer mejor sus inquietudes, sus ilusiones, dificultades, frustraciones, inseguridades…

Por ello, esta psicóloga señala una serie de razones por las que los progenitores deben escuchar a sus hijos:

1.—Se genera un mayor vínculo y apego. Cuando tienes a una persona que te escucha es más fácil abrirse a ella. Si se fomenta la comunicación desde niños es más fácil que en la adolescencia los hijos cuenten con sus padres a la hora de expresarles sus sentimientos o posibles problemas.

2.—Les estamos dando un ejemplo que les servirá de modelo para que ellos escuchen a los demás y generen empatía.

3.—Un hijo escuchado se sentirá importante lo que repercutirá en aumentar su autoestima. La buena actitud incluye las miradas —no basta con escucharle mientras hacemos otras cosas—, los silencios, las caricias…, en definitiva, la expresión emocional también cuenta.

4.—También es una forma inteligente de enterarse de los puntos de vista de los hijos sobre diferentes asuntos de actualidad y que pueden afectarle.

5.—Les dota de seguridad al saber que hay alguien pendiente de ellos.

6.—Escuchar es dotarles de tiempo de calidad.

7.—Al conocerles mejor es más fácil prevenir ciertas situaciones porque los padres podrán informarles con antelación.

SÍGUENOS EN LAS REDES SOCIALES

 

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.