Las 15 mejores películas de 2017 y por qué debes verlas

Comparte

Este ha sido uno de los mejores años para el cine.

Después de lustros enteros de películas mainstream aburridas con héroes tediosos, filmes superficiales como Rápido y Furioso y fracasos en taquilla de dramas irrelevantes, finalmente Hollywood parece haber recuperado las fuerzas ya que cambiaron por completo la percepción que tenía el público de los filmes que estaban produciendo. Esto no es sólo en el aspecto del cine, sino también en la televisión. Después de que Breaking Bad y Mad Men dejaran un vacío durante un par de años, creaciones como The Handmaid’s Tale, The Deuce y hasta Vikings están demostrando que aún seguimos viviendo en la era de oro de la televisión y que las grandes producciones ya no están vinculadas a historias de baja calidad.

Ahora existe una demanda superior por historias concisas y eso lo podemos ver con algunas de las mejores películas que se produjeron este año. Historias de guerra, superhéroes acabados, superación humana y replicantes perdidos han sido lo que llegó a la pantalla este año, siendo parte de algunas de las mejores cintas de la década que revolucionaron al cine en distintas formas. 2017 fue un año de éxito tanto en taquilla como en creatividad, sólo podemos esperar que este sea el primer escalón en una nueva etapa del cine.

Dramas

Dunkirk

Christopher Nolan

Christopher Nolan parece querer probarle al mundo que es capaz de hacer una excelente película de cualquier género. Después de romper la fantasía y la ciencia ficción con InceptionInterstellar nos entregó un trabajo que rápidamente fue catalogado como un filme de guerra clásico. Contando la historia de la evacuación de Dunkerque por parte de las fuerzas aliadas de la Segunda Guerra Mundial, posee uno de los trabajos cinematográficos más majestuosos de los últimos años, cubriendo el evento desde tres perspectivas: tierra, agua y aire. Sin enfocarse en un sólo personaje, da múltiples saltos narrativos que hacen que el guión sea fluido y tenso a la vez, permitiendo que los personajes se desarrollen conforme avanza la historia. El trabajo es otro ejemplo de la manera en que Nolan es capaz de manipular emociones con una fotografía sólida y un soundtrack que se siente hasta los huesos.

Call Me By Your Name

Luca Guadagnino

Este insólito trabajo recibió una ovación de pie que duró 10 minutos durante su estreno en el Festival de Cine de Nueva York y ha sido aclamada por toda la crítica. Call Me By Your Nametambién ha sido comparada con Brokeback Mountain no sólo porque retrata el nacimiento y desarrollo de una relación homosexual, sino porque refleja a la perfección el dolor y la paranoia de crear un vínculo a escondidas del mundo. El trabajo sigue a un chico que se enamora del asistente de su padre y cómo, a través de sus pláticas sobre el mundo, su religión y sus personalidades cada vez se hacen más unidos. La obra es un desgarrador retrato de este tipo de amoríos durante los 60 mientras aprovecha los escenarios y los paisajes de Italia para darle un romanticismo más profundo.

mother!

Darren Aronofsky

Algunos la odiaron, otros la amaron, lo que significa que es uno de los mejores trabajos experimentales de los últimos años, tanto así que es imposible dejar de hablar de ella, ya sea a favor o en contra. Darren Aronofsky creó un trabajo cinematográfico incomparable, oscuro, complejo y perturbador que sigue a una mujer sin nombre que sólo trabaja en perfeccionar su hogar y a su marido, un poeta que no tiene la inspiración para escribir. Religión, amor incondicional y el lado más aterrador de los seres humanos son los temas principales, pero el guión va más allá de eso. Describirla es casi imposible, y eso hace que sea un trabajo esencial para cualquier amante del cine.

God’s Own Country

Francis Lee

Otro de los mejores dramas de este año es una diferente historia sobre amor gay situada en Inglaterra. Francis Lee, quien también escribió el guión, no quiso conformarse con una historia al estilo Brokeback Mountain, sino que lo llevó a otro nivel imprimiendo en sus personajes la personalidad que define a los británicos: todos los sentimientos son tácitos, la tensión se elimina a través de la rudeza y se tiene un constante miedo sobre el futuro, tanto así que resulta imposible vivir en el presente. Aunque mantiene la fotografía de un filme convencional, tiene breves momentos de genialidad al mostrar la dualidad de ambos personajes y de sus intenciones, dejando que el guión y las interpretaciones hagan su trabajo por sí solas.

The Killing of a Sacred Deer

Yorgos Lanthimos

Yorgos Lanthimos ha entregado dos de los filmes más insólitos y perturbadores de los últimos años: Dogtooth y The Lobster, y The Killing of a Sacred Deer es una excelente sucesora a esas obras. Continuando con el estilo idiosincrático y shockeante del director, narra la historia de un cirujano y los distintos problemas que tiene su familia. Con un fuerte uso del simbolismo, de lo absurdo y de elementos salidos de una especie de fantasía enferma, hace un análisis sobre la naturaleza humana, la psicología de la interacción familiar y las obsesiones y miedos más profundos que pueden perturbar la percepción de un individuo. El trabajo fotográfico, al igual que los previos filmes de Lanthimos, toma prestados elementos de Tarkovski y hasta Wes Anderson sólo para adaptarlos a su desconcertante mundo.

Lady Bird

Greta Gerwig

Después de que Greta Gerwig ganara reconocimiento como actriz, decidió crear este filme aprendiendo de las obras de Noah Baumbach y Woody Allen, llevándolos a un contexto femenino y el resultado es tanto encantador como desgarrador. Lady Bird sigue a una joven mujer que decide vivir con su madre durante un año en California y los problemas que ambas tienen que enfrentar para encontrar una especie de paz. Saoirse Ronan imprime en su papel la melancolía de los veinteañeros fracasados y la inmortal esperanza que habita en ellos. Por su parte, Gerwig usa a la perfección todos los elementos que aprendió en el pasado y los lleva a un nuevo plano desconocido, revolucionando el género coming of age.

Ciencia ficción/Terro

Get Out

Jordan Peele

Nunca un filme de terror había sido tan duro hablando sobre racismo, discriminación y el poderío del hombre caucásico hasta que llegó este trabajo. Get Out parece un drama convencional al presentar a un hombre afroamericano que decide conocer a los padres de su novia blanca y todos los miedos que tiene sobre el viaje, pero al poco tiempo se transforma en algo completamente diferente. Jordan Peele muestra ese terror que vive dentro del hombre afroamericano y explota ese miedo hasta llevarlo al límite. No sólo está bien dirigida y tiene momentos que provocan un genuino desconcierto, también es una obra política que todos deberían ver para comprender la paranoia que viven las minorías en Estados Unidos y en otras partes del mundo.

It

Andy Muschietti

Ninguna otra adaptación de este año cumplió tanto como It. A pesar de que tuvo distintos problemas durante su largo proceso de producción dio un resultado fructífero tanto nostálgico como aterrador, siendo más fiel a la obra original que su antecesora. Es difícil señalar qué es lo que más resalta de la obra ya que las actuaciones son perfectas, el estilo visual es el indicado para cada escena y para el desarrollo de los personajes y el villano resulta genuinamente aterrador, no por su imagen, sino por los sentimientos que explota para su conveniencia. Es una historia sólida que se aleja del horror para llevarlo al coming of age convirtiéndose en un nuevo clásico para Halloween dejando atrás al Pennywise de Tim Curry tal vez para siempre.

Okja

Bong Joon-ho

Visuales impactantes, emociones en sus máximas expresiones y la preocupación de una niña por su mejor amigo son las líneas principales de este excepcional trabajo que no es completamente una obra experimental, sino una historia tradicional sobre el vínculo entre el humano y la naturaleza y todo lo que puede interponerse entre ambos. El trabajo cuenta con algunos de los mejores actores de esta generación, pero es gracias al guión que cada uno muestra sus mejores dotes y, a pesar de estar situados en una historia fantástica, se mantienen creíbles. El director es reconocido por utilizar diferentes elementos poco convencionales, y es gracias a eso que la cinta se hace inolvidable y conecta con nuestro niño interior mucho mejor que cualquier otra cinta infantil.

Blade Runner 2049

Denis Villeneuve

Una fascinante secuela, no apta para aquellos que están acostumbrados al cine de Hollywood. Sin perder la esencia ni el propósito de la cinta original, esta secuela, magistralmente manufacturada por Denis Villeneuve, integra todo lo que esperaríamos de una segunda parte. La fotografía de Roger Deakins (quien ya es una fuerte apuesta para el ganador del Oscar) complementa el melancólico guión que habla sobre lo que en realidad define a los seres humanos y lo fortalece a través de distintas escenas que muestran la forma en que la tecnología influye en esos aspectos de nuestra psicología. El score de Hans Zimmer es absolutamente indescriptible y nos permite adentrarnos en las mentes de los personajes sin necesidad de insertar diálogos ni explicaciones obvias. Es una obra maestra contemporánea que, aunque sea odiada por muchos, será un trabajo de culto que inspirará más cintas del género, tal como lo hizo su antecesora.

Split

M. Night Shyamalan

Una de las mejores actuaciones del año que no recibirá reconocimiento es James McAvoy interpretando a ocho de las 23 personalidades de Kevin Wendell Crumb, las cuales pelean entre sí después de secuestrar a tres chicas como parte de un ritual para llamar a “La Bestia”. M. Night Shyamalan demuestra que no es un pésimo director y que aún tiene buenas historias para contar sin necesidad de un alto presupuesto, ya que Split nos mantiene confundidos, perturbados y alertas a cada momento. Aunque explota algunos de los elementos cliché de los filmes de terror, tiene una esencia fresca gracias a los protagonistas, el oscuro estilo visual y el guión que, a pesar de que revela el giro demasiado pronto, lo aprovecha para mantener la tensión hasta el final.

 

War for the Planet of the Apes

Matt Reeves

Planet of the Apes se convirtió en la franquicia de acción y ciencia ficción más importante de los últimos años haciendo lo que el resto parece no lograr: historias de calidad. Parece simple la explicación, pero lograrlo es un trabajo que requiere el esfuerzo de todo un equipo masivo, especialmente en una producción de este nivel. En esta tercera parte regresa todo lo que funcionó en el pasado en una historia que concluye satisfactoriamente la trayectoria de César y su constante enfrentamiento con los humanos. Similar a los anteriores filmes, la obra habla sobre la naturaleza humana, el deseo de la guerra y cómo es imposible imaginar una utopía en un mundo tan podrido como el nuestro; todo presentado con increíbles efectos especiales, una fotografía digna de un trabajo de Chris Nolan y un guión inspirado en las mejores obras de Shakespeare. Simplemente imperdible.

Acción/ Comedias

Logan

James Mangold

La perfecta conclusión para el héroe más conocido y respetado de los X-Men. Dirigida para adultos, con exceso de violencia, lenguaje altisonante y temas más complejos logró honrar al personaje y llevarlo a un plano distinto al que Hollywood le había proporcionado. Con un trabajo visual digno de los hermanos Coen o Paul Thomas Anderson, es una excelente cinta que se aleja de la tradición de los superhéroes y lo integra en un contexto mucho más dramático y apocalíptico que hace que el personaje principal sea aun más trágico de lo que habíamos pensado; más allá de los efectos especiales y las peleas, son las conversaciones las que definen este trabajo, pues nos permiten ahondar en las ideas de cada jugador y sus papel en la historia. Un must que demuestra que el cine de superhéroes no siempre tiene que lucir igual.

Wonder Woman

Patty Jenkins

La Mujer Maravilla se convirtió en la salvadora del Universo DC después de los fracasos de Man of Steel Batman v Superman, no sólo entregando una emocionante, concisa y fuerte historia de superhéroes, sino porque también se convirtió en un trabajo feminista que inspiró a mujeres alrededor del globo. Con un estilo visual propio de la linea establecida por Zack Snyder tiene secuencias que superan tanto a sus antecesoras de DC como a los Avengers y demuestra que una película no tiene que ser oscura para conectar emocionalmente con la audiencia, sino que sólo se necesita un guión honesto y sencillo filmado de manera apropiada para crear un trabajo inolvidable. La obra le hace justicia a la heroína y la posiciona como una de las más valiosas de la Liga de la Justicia.

Spiderman: Homecoming

Jon Watts

Aunque parecía que el mundo estaba cansado del Hombre Araña, esta cinta demostró lo contrario. Integrando al héroe en el contexto millennial, este filme logró perfeccionar lo que conocíamos desde hace años y creó un trabajo tanto hilarante como emocionante. Tom Holland hace un excelente trabajo como el Parker adolescente y el guión tiene los suficientes guiños como para satisfacer a cualquier fanático de los Avengers, tanto que resulta fácil ignorar el fantástico trabajo de animación por computadora. El trabajo es teenager en toda su expresión y demuestra que Marvel aún tiene cartas para sorprendernos.

The Big Sick

Michael Showalter

The Big Sick resultó ser la sorpresa del año que se convertirá en uno de los clásicos románticos del futuro. Aunque posiblemente sea muy norteamericana para nuestro contexto cultural, resulta un encantador retrato de una pareja que lidia con sus diferencias raciales y culturales y la forma en que afecta su relación. Kumail Nanjiani finalmente aparece como protagonista en una cinta y demuestra que sus talentos como comediante también se trasladan al drama, y gracias a la compañía de Zoe Kazan el dúo hace que sea sencillo identificarse con lo que sucede en pantalla. Aunque visualmente no es innovadora, es una heartwarming storyque nos recuerda que las rupturas no siempre son dolorosas y no significan que dos personas deben dejar de quererse.

Ingrid Goes West

Matt Spicer

Este filme ganó reconocimiento por retratar fielmente la obsesión de las nuevas generaciones por las redes sociales, los influencers y la vida que experimentan las estrellas de Instagram, pero además de eso, mostró el verdadero peligro psicológico que corren aquellos jóvenes que creen que el Internet es su mundo entero. Con un gran trabajo fotográfico que hace honor a los filtros que existen en la aplicación, se burla de lo absurdo que es tomarse selfies y vivir de manera desinteresada, y aunque parece en extremo hilarante, después de unos minutos se convierte en una oscura historia sobre pérdida de identidad, problemas mentales y qué tan lejos puedes llegar para convertirte en una estrella efímera.

Baby Driver

Edgar Wright

Acción, violencia, música, automóviles, pistolas, asaltos, sensualidad, movimientos de cámara insólitos, una esencia tipo video musical y muchos chistes absurdos. ¿Qué más podríamos esperar de Edgar Wright? Aunque este trabajo está lejos de ser tan bueno como sus películas anteriores, Baby Driver es una digna continuación para la carrera del director británico quien, por primera vez, se acerca al cine mainstream norteamericano y entrega todo lo que Hollywood desea, pero de una forma excepcional. El guión es astuto y, aunque carece de un punto durante la segunda mitad, nos mantiene interesados y nos recuerda que aunque estemos disfrutando cine “sencillo”, siempre puede haber espacio para innovar y crear algo único.

Este año fue excelente para ir al cine. Ninguna de estas cintas decepcionó a los asistentes e incluso unas los sorprendieron más de lo que esperaban gracias a sus complejas historias, representativos personajes o por la forma experimental de usar el cine para contar un relato completamente nuevo. Emparejándose con la época de oro de la televisión podríamos estar a los pies de una nueva fase en la historia del cine en que veremos muchos filmes de alta calidad, con buenos actores, grandes guionistas, fotógrafos insólitos que nos recuerdan que el cine está lejos de estar muerto, está iniciando una nueva vida.

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.