La sargento inspiró a sus 6 hijos a entrar a la Policía

4660A9A1-1317-4A47-AA0C-3A7B00B0EB2D
PHOTO-2021-02-01-11-38-37
WhatsApp-Image-2021-02-08-at-9.49.31-AM-300x300
jd letreros
D7F4F620-7C8D-442E-BA8D-23F67C6DE63B
CD03BD4F-CF11-4707-BB99-84C9271343C4
Tienda Jiménez
Playero
4CD39034-DFC0-45F6-AB78-9DB9A2B42994

Lee y Comparte

Shares

Historia inspiradora

“Con cincuenta centavos en el bolsillo pedí una “bola” con mis seis hijos en la parte trasera de una camioneta, llegué a la Policía a pedir trabajo y un mayor llamado Nolis me recomendó para cocinarles a 155 policías en la academia”, explicó Montero Encarnación.

El sargento Johnny; los cabos Johan Manuel, Joel, Jorky, Jofran y el raso Jaison Echavarría Montero reciben a diario los consejos de su madre de cómo debe ser su comportamiento dentro de la Policía, lo cual ha llevado a Deyanira a ser reconocida en tres ocasiones con la medalla de buen comportamiento, con la que también tres de sus hijos han sido premiados.

“Siempre les he dicho a mis hijos cómo actuar y comportarse, deben dar lo mejor de ellos; orientándolos de que nunca se puede trabajar por un horario, sino con el amor de servir a la patria y al ciudadano”, señaló la sargento.
Dayanira y cuatro de sus hijos prestan servicio en su natal San Juan de la Maguana, mientras que otros dos laboran en San Cristóbal y Santiago, respectivamente.

A pesar de realizar una labor de riesgo, la sargento mayor asegura que ella y ninguno de sus hijos se han visto envueltos en una situación de peligro, pero aseguró que “siempre hay que estar preparados y dándole gracias a Dios desde que uno se levanta”.

Agregó que además de inspirar a sus seis hijos a integrarse a la Policía, estos han influido en vecinos y compañeros de estudios, quienes se han sumado a la Policía.

Busca transmitir su ejemplo con charlas

La sargento mayor Deyanira Montero Encarnación aseguró que ofrecer charlas sobre violencia intrafamiliar y de género a miembros de la institución está entre sus planes futuros, por lo que espera ser tomada en cuenta por la Dirección General de la Policía.

“Debemos recuperar la paz, la solidaridad y el respeto perdido, inculcando con mi ejemplo que se debe trabajar con amor y una motivación para que el ciudadano vea como trabajamos los policías. Yo quiero ser esa profesora”, manifestó la oficial policial.

Montero Encarnación agregó que cada uno de los miembros de la Policía está llamado a servir a la patria y a la ciudadanía, invitándolos a no trabajar solo para cumplir el horario de servicio.

SÍGUENOS EN LAS REDES SOCIALES

 

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.