La salud pública peligra en medio de amasijos de hierros y agua cloacal

SANTO DOMINGO. Uno de los puntos más insalubres y de violación a los derechos de los peatones es la intersección formada por las calles Felipe Vicini Perdomo y Baltazar Álvarez, en el sector de Villa Consuelo, donde se mezclan basura, agua cloacal, óxidos y metales.

Los propios comunitarios han hecho del lugar un punto para el depósito permanente de basura en plena calle y aunque las autoridades municipales la recogen, el uso de una pala mecánica para recoger los escombros ha hecho un hueco donde van a parar todos los líquidos del entono.

El hedor predomina en el lugar, al igual que las enfermedades, y como dice Edward Terrero, un residente, aquello es tierra de nadie. “Los niños paran metidos en la basura, aquí hay mucha gente con enfermedades raras por la basura y la contaminación de eso, esto es marginal”.

A parte de la basura y los líquidos, por las aceras no se puede caminar porque están ocupadas con amasijos de hierros, hojalatas y otros metales, porque aquello es un depósito de esos materiales que se comercializan en plena vía y sin autoridad que los moleste.

Terrero cuenta que el alcalde David Collado tiene conocimiento del problema, que incluso estuvo en el lugar y ha hecho fotos, pero la situación se mantiene.

Lo mismo sucede con diputados y otras autoridades municipales.

Isidro Montero llamó a las municipales o el gobierno a que resuelvan el problema.

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.