La Policía australiana detiene a un joven supremacista por incitar a cometer atentados

Sídney (Australia)– La Policía australiana detuvo este miércoles a un joven supremacista por presuntamente incitar a cometer atentados y ante la creciente sospecha de que el propio arrestado se preparara para cometer un acto violento.

El joven, de 18 años y que no fue identificado, fue detenido en la ciudad de Albury, a 461 kilómetros al sur de Sídney, y comparecerá en un tribunal local donde será acusado de dos delitos de terrorismo, informa en un comunicado la Policía Federal Australiana.

Las autoridades comenzaron a investigar al joven en agosto cuando detectaron una serie de publicaciones en internet de extrema derecha que daban indicios de una potencial actividad criminal.

Según la Policía, este joven usaba los foros para incitar a la violencia supremacista, pero el detonante para su detención fue el incremento de mensajes en el que presuntamente daba cuenta «de su deseo de cometer un acto criminal y violento».

«La investigación sigue en curso. Permanecemos atentos sobre la rapidez con la que algunos actores solitarios pueden evolucionar desde actividades en internet a aquellas que tengan un impacto en el mundo real», afirmó Scott Lee, comisario asistente de la unidad antiterrorista.

Las agencias de inteligencia de Australia han alertado en varias ocasiones de que la amenaza de los grupos de extrema derecha ha aumentado desde el atentado supremacista perpetrado en marzo de 2019 por el australiano Brenton Tarrant contra dos mezquitas de Nueva Zelanda, en el que 51 musulmanes fueron asesinados a tiros.

En febrero de este año, el jefe de la Organización Australiana de Seguridad e Inteligencia, Mike Burgess, advirtió de que existen pequeñas células de grupos supremacistas en numerosos barrios del país que convocan a sus simpatizantes para «hacer el saludo nazi, inspeccionar armas, entrenar para el combate y compartir su ideología de odio».

En noviembre, un tribunal de justicia condenó al ultraderechista Phillip Galea a 12 años de cárcel por planear atentados terroristas en 2016 contra sedes de sindicatos y organizaciones de izquierda en Melbourne.

Un comité de Parlamento australiano comenzó ese miércoles a investigar los movimientos extremistas y la radicalización en Australia, de todo tipo, incluyendo los yihadistas y supremacistas.

Fuente: EFE

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.