La “pelota” divide a los políticos entre los archirrivales Licey-Águilas

La pelota está dentro de las conversaciones de los políticos sobre todo entre los que siguen a las Águilas y al Licey.
SANTO DOMINGO. La “pelótica”, mezcla de conversación entre política y béisbol, es el pan nuestro de cada día en la República Dominicana, sobre todo cuando hay una serie final entre los rivales que más fanatismo generan, como son los Tigres del Licey y la Águilas Cibaeñas.

La dirigencia política del país no escapa a la fiebre de la pelota y es una fanaticada muy dividida al igual que está el resto del país.

Entre los liceístas están el exmandatario Leonel Fernández, presidente del Partido de la Liberación Dominicana (PLD), su esposa y vicepresidenta de la República, Margarita Cedeño de Fernández, y el presidente del Partido Revolucionario Dominicano (PRD) y canciller, Miguel Vargas.

También son fanáticos azules los cibaeños Jesús Vásquez, secretario general del Partido Revolucionario Moderno (PRM); y Ramón Rogelio Genao, secretario general del Partido Reformista Social Cristiano (PRSC).

El liderazgo del Partido Revolucionario Moderno (PRM) está inclinado hacia las Águilas Cibaeñas, pues militan en la legión amarilla el expresidente Hipólito Mejía, el pasado candidato presidencial Luis Abinader y el presidente de ese partido, Andrés Bautista.

El presidente Danilo Medina está fuera de los archirrivales del momento, ya que su lealtad es hacia los Leones del Escogido, al igual que la del presidente del Senado, Reinaldo Pared Pérez.

Otros escogidistas militantes son los diputados Víctor Ito Bisonó, el vocero de los diputados perremeístas, Alfredo Pacheco, y el excandidato a senador del Distrito Nacional, Eduardo Sanz Lovatón.

La Estrellas Orientales tienen entre sus seguidores a los reformistas Federico Antún Batlle, José Hazim y al ministro de Medio Ambiente, Francisco Domínguez Brito.

Los Gigantes del Cibao han logrado unir en la misma causa a dos archirrivales por el liderazgo de la provincia Duarte, como el senador Amílcar Romero y el dirigente del PRM, Siquió NG de la Rosa.

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.