¿La Masturbación es un pecado de acuerdo con la Biblia?

Por Pedro Diógenes Espinal

20 Versículos de la Biblia sobre La masturbación, los cuales son: Génesis 38: 9-10, Génesis 2:18, 1 Corintios 10:13, Mateo 5:28, 2 Timoteo 2:22, Levítico 15:16-17, Jeremías 17:9, Mateo 19:12, Romanos 7:18, Romanos 8:1, Romanos 8:5, Romanos 8:8, Romanos 8:13, Romanos 13:13-14, 1 Corintios 6:19, Gálatas 5:16-17, Gálatas 5:24, Gálatas 6:8, Efesios 2:3, y 1 Juan 2:16.

Todos hemos pecados, y quien suscribe muchos más porque me pasé cinco años sin mujeres en Estados Unidos, a pesar que hay muchas mujeres hermosas, bellas, elegantes, etc, salvadoreñas, hondureñas, guatemaltecas, nicaragüenses, mexicanas, etc, que si uno le paga la renta se mudan con uno a vivir en un departamento.

Todos sabemos que a través de la historia hombres como mujeres, hemos pecados ya sea por omisión o comisión. Es sabido que pecar por omisión es dejar de hacer alguna cosa y pecar por comisión es la acción de cometer, o sea, por lo que no hacen cuando lo deben hacer, o por lo que hacen y no deberían hacer. En ambos casos asumen su responsabilidad,
porque ya sea en la etapa de adolescencia o adulto se ha masturbado una vez en su vida y muchos se masturbán delante de su esposa o querida.

Trabajé con varios mexicanos en EE. UU y me decían paisano usted le da gracias manos, y le decían que no entendía lo que me querían decir y era que si yo me masturbaba o me hacía una paja con las manos (Paja palabra bulgar para un profesional).

Aunque la Biblia nunca menciona o declara específicamente, que la masturbación sea o no pecado. El más frecuentemente asociado con la masturbación es la historia de Onán en Génesis 38:9-10. Sabiendo Onán que la descendenciap noñ sería suya, cuando se llegaba a la mujer de su hermano vertía en tierra (Eyaculaba semen en tierra), para no dar descendencia a su hermano. Como desagradó a Dios lo que hacía, a él también le quitó la vida.

Un segundo como evidencia de que la masturbación es un pecado, es Mateo 5:27-30. Jesús habla en contra de tener pensamientos lujuriosos y luego dice: “Y si tu mano derecha te es ocasión de caer, córtala, y échala de ti”. Aunque existe una clara conexión entre los pensamientos lujuriosos y la masturbación.

¿Qué dice la Biblia acerca de la Masturbación?

Esta es una de las preguntas que los jóvenes se hacen más frecuentemente. Muchos Profesionales tienen dificultad respondiendo la pregunta debido a que la Biblia nunca menciona la masturbacion de manera específica. Realicé un Diplomado en la Biblia Completa, otro Diplomado en el Viejo Testamento, otro Diplomado en el Nuevo Testamento y otro Diplomado en los Profetas Bíblicos y también mientra trabajaba en USA con un bluetooth escuché la Biblia Completa dos veces por YouTube está leída capítulo por capítulo.

Para entender lo que Dios cree de la masturbación, tenemos que examinar otros versículos que tratan con asuntos como el dominio propio, la lujuria, la pureza y la castidad. También, debemos analizar sus frutos para ver si la masturbación es de Dios.

Nuestra oración es que este artículo pueda ser leído sin apasionamiento y que traiga liberación y paz al lector.

¿Le importa a Dios lo que nosotros hagamos en la privacidad de nuestras habitaciones?

E l sexo fue inventado por Dios. Él es el cerebro detrás de la invención del sexo. Dios no inventó nada de lo que haya tenido que arrepentirse en nuestros cuerpos. Esta hermosa expresión de amor de parte de Dios para con nosotros debió salir de lo más profundo de su corazón. Aquellos que están casados saben que no existe nada más hermoso que el limpio placer de una relación íntima con su amado(a). Pero como he dicho, esta expresión es preciosa siempre y cuando se haga en la intimidad del matrimonio. Es sólo ahí donde este placer puede ser disfrutado a plenitud, tal y como nos lo dice la Biblia:

Tengan todos en alta estima el matrimonio y la fidelidad conyugal, porque Dios juzgará a los adúlteros y a todos los que cometen inmoralidades sexuales”. Hebreos 13:4

De hecho, una antigua definición de masturbación es “abusar de sí mismo”. Sin embargo, los diccionarios más modernos ya no proporcionan esta definición. ¡Qué sorpresa! 1 Corintios 6:18 también nos dice lo mismo cuando afirma que las relaciones sexuales ilícitas corrompen y profanan nuestros cuerpos:

“Huyan de la inmoralidad sexual. Todos los demás pecados que una persona comete quedan fuera de su cuerpo; pero el que comete inmoralidades sexuales peca contra su propio cuerpo.” 1 Corintios 6:18.

La Biblia en ninguna parte dice explícitamente que la masturbación es un pecado, pero no hay duda de que las acciones que normalmente conducen a la masturbación son pecaminosas. La masturbación es casi siempre el resultado de pensamientos lujuriosos, estimulación sexual inapropiada y/o pornografía. Son estos problemas los que hay que abordar. Si los pecados de la lujuria, los pensamientos inmorales y la pornografía son abandonados y superados, la masturbación se convertirá en un problema y una tentación mucho menor. Muchas personas luchan con la culpa en relación con la masturbación, cuando, en realidad, estarían mucho mejor arrepintiéndose de los pecados que les llevan a masturbarse.

Dicho esto, ¿es la masturbación en sí misma un pecado? Aunque la biblia no responde directamente a esta pregunta, definitivamente hay algunos principios bíblicos que pueden ser aplicados al tema:

1) “Si, pues, coméis o bebéis, o hacéis otra cosa, hacedlo todo para la gloria de Dios” (1 Corintios 10:31). Si no podemos dar gloria a Dios por algo, no debemos hacerlo.

(2) “Todo lo que no proviene de fe, es pecado” (Romanos 14:23). Si no estamos plenamente convencidos de que una actividad está honrando a Dios, es un pecado.

(3) “¿O ignoráis que vuestro cuerpo es templo del Espíritu Santo, el cual está en vosotros, el cual tenéis de Dios, y que no sois vuestros? Porque habéis sido comprados por precio; glorificad, pues, a Dios en vuestro cuerpo” (1 Corintios 6:19-20). Nuestros cuerpos han sido redimidos y pertenecen a Dios.

Estas grandes verdades deben tener un impacto poderoso en lo que hacemos con nuestros cuerpos. A la luz de estos principios, muchos concluyen que la masturbación es siempre pecaminosa. La masturbación es una actividad cuestionable, en el mejor de los casos — si puede glorificar a Dios; si puede hacerse con absoluta confianza de que es correcta; y si puede honrar a Dios como dueño de nuestros cuerpos.

Si se hace sin ningún tipo de lujuria, pensamientos inmorales o pornografía, con la plena seguridad de que es buena y correcta, dando gracias a Dios por el placer que trae (ver 1 Corintios 10:30), ¿sigue siendo un pecado masturbarse? Lo máximo que podemos decir es que tal vez no. Sin embargo, tenemos serias dudas de que este escenario exista realmente.

Fuente: La Biblia, Google y Wikipedia.

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.