La Junta Central Electoral trabaja por unos comicios transparentes

SANTO DOMINGO. El presidente de la Junta Central Electoral (JCE), Julio César Castaños Guzmán, se comprometió ayer a trabajar para dejar una huella de imparcialidad y objetividad que despeje todas las dudas en la celebración de las próximas elecciones generales del año 2020.

Sostuvo que los comicios serán organizados, dirigidos y supervisados por la JCE y las Juntas Electorales bajo su dependencia, las que tienen la responsabilidad de garantizar la libertad, transparencia, equidad y la objetividad.

“Una huella por garantizar el ejercicio de los derechos fundamentales de elegir y ser elegido, que es el gran reto de la JCE, y la realización de todos los actos lícitos para solventar estos derechos, que es una ardua tarea, no solo de la JCE, sino además de las juntas electorales establecidas en todos los municipios del país, así como de los colegios electorales”, refirió.

Castaños Guzmán dijo que se compromete institucionalmente a reglamentar los tiempos y límites en los gastos de campaña, así como el acceso equitativo a los medios de comunicación, y de esta forma, velar por que los procesos se realicen en base a los principios de libertad y equidad.

Destacó que entre el año 1923 y este 2018, el sistema electoral dominicano ha pasado por distintas etapas, con sombras y luces.

Citó como sombras la tiranía durante 31 años, cuando se celebraban elecciones fingidas a través de un partido único y candidatos electos a través de la coacción; el golpe de estado de septiembre del 1963, la Guerra de Abril de 1965, con una intervención militar extrajera y la dudosa legalidad en el pasado de algunos certámenes elec- torales con resultados que determinaron crisis postelectorales.

Sin embargo, indicó que han tenido más luces que sombras porque el sufragio universal y el voto directo, se han mantenido durante todos estos años con la celebración periódica de elecciones.

“Luz, porque en los instantes más oscuros, las elecciones muchas veces han venido como una solución que ha rescatado el país de los abismos; luz, porque la esperanza y el deseo de seguir adelante viviendo en libertad no ha sido aplastada por períodos de verdadero despotismo, violencia e incomprensión”, enfatizó.

Al pronunciar unas palabras en la Catedral Primada de América durante una misa por el 95 aniversario de la fundación de la JCE, Castaños Guzmán, llamó a la empleomanía a realizar un compromiso formal para dejar una huella y ser recordados con honor.

Proclamó que la huella no solo abarcará el tema electoral sino el Registro Civil y la cédula de identidad y electoral; y sobre todo una “que preserve la nacionalidad dominicana de todas las asechanzas que se ciernen sobre ella”.

El presidente de la JCE garantizó que una alborada brotará esplendente en las próximas elecciones, en cada una de las urnas que serán “custodiadas, como un tesoro”, por ese organismo y cada una de las juntas electorales en los 158 municipios.

“Celebremos pues y alegrémonos con este 95 Aniversario. Sigamos adelante, con la esperanza puesta en las grandes virtudes de este pueblo”, concluyó.

El arzobispo ora por la confianza de la JCE
El arzobispo de Santo Domingo, Francisco Ozoria Acosta, elevó sus oraciones por la liberación, la esperanza y confianza de los miembros de la JCE y del país. “Liberarnos de nuestros egoísmos y miedos para aumentar y crecer en esperanza en una mejor vida, sociedad y mundo”, dijo.

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.