La joven que fingió su secuestro asegura fue para que no le hicieran daño a su mamá

La joven que fingió su secuestro para cobrar un rescate de 100,000 pesos dijo que unos desconocidos le advirtieron que si no les conseguía la suma de 150,000 pesos le harían daño a su madre y a su novio, por lo que tuvo la idea de simular su propia violación a la libertad.

Tanya Noemí Paulino, de 25 años, dijo que le dieron un plazo de una semana para recolectar el dinero. Tenía en su casa un total de 100,000 pesos, por lo que exigió a su familia la citada suma monetaria con la intención de contar con 50mil pesos extra con los que pagar a quien la ayudara a planificar y organizar el auto secuestro.

La joven, que insistió en que lo inventó todo porque temía por la vida de su mamá, se encuentra en perfecto estado de salud, orientada en tiempo y espacio, por lo que será enviada a la Procuraduría Fiscal del Distrito Judicial de La Vega, para los fines legales correspondientes.

La madre de Paulino dijo que tras el último contacto que tuvo con ella, el viernes 7 de junio por la tarde, recibió un mensaje vía Whatsapp desde el número de su hija sobre las 11:00 de la noche diciendo que estaba secuestrada y que para su liberación debía depositar la suma de 100,000 pesos en una agencia de envíos.

En el texto, que tenía adjunta una fotografía de Tanya amordazada y vendada, le advirtieron que no intentara avisar a la Policía sobre el secuestro si no quería que devolvieran a su hija descuartizada.

Agentes de la institución comenzaron la investigación y búsqueda de la joven, que fue localizada el sábado 8 de junio en el interior de una de las sucursales de una reconocida agencia de envíos, ubicada en el sector Cristo Rey, Distrito Nacional.

Allí fue detenida por miembros del Departamento de Inteligencia Sensitiva, y la División de Operaciones del Departamento de Crímenes y Delitos Contra la Propiedad, bajo la coordinación y en apoyo al Departamento Investigación de Secuestros y de la División de Investigación de la Policía Nacional de La Vega.

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.