La exportación, reciclaje y reventa de baterías usadas es negocio que crece

PHOTO-2021-02-01-11-38-37
WhatsApp-Image-2021-02-08-at-9.49.31-AM-300x300
jd letreros
CD03BD4F-CF11-4707-BB99-84C9271343C4
Playero
8CCE2FB0-7697-4E35-809A-F381BE783317
F1911753-0A7B-423F-84A2-4818C8AC0AE5
09AA900B-3293-4A8B-B975-1CD553E22C6C

Lee y Comparte

Shares

SANTO DOMINGO.- De las baterías ácido-plomo se aprovecha todo, hasta la envoltura.

Esto ha provocado que, pese a la rigidez de las reglamentaciones, se haya producido en los últimos años un marcado interés por las baterías usadas.

Esta situación fue reconocida por el Ministerio de Medio Ambiente cuando, en 2015, emitió el Reglamento Técnico Ambiental para la Gestión de Baterías Ácido-Plomo Usadas.

En esa ocasión la entidad decía sentirse preocupada “por la situación actual, sobre la proliferación y aumento de todo tipo de baterías, poniendo especial atención en el reciclaje”.

Actualmente hay mucho misticismo entre los comerciantes de baterías usadas y en los que se dedican a exportarlas.

El negocio se basa en el traspaso de mano a mano.

“La vendemos y se recicla por allá, hay veces que están más caras que otros días. Hoy está a RD$400 pesos mañana aparece a RD$350”, dice un vendedor que pidió reservas de su identidad.

Refirió que los tiempos en los que, a un conductor le compraban una batería usada por RD$1,000 o más, quedaron en el pasado. “Bueno, las grandotas de camiones, esas sí”.

Esto debido a que contienen una mayor cantidad de plomo.

Cantidades

Para 2017 República Dominicana exportaba al año dos millones de baterías o el equivalente a 44 mil toneladas. De ese cantidad, el 15% correspondía a ácido sulfúrico, es decir, unas siete mil toneladas.

El negocio fue cimentándose entre independientes pero poco a poco la formalidad los fue dejando de lado. “Antes habían muchos compradores y se las llevaban para México y Ecuador. También las importaban y de esas hacían otras baterías” comenta otro vendedor.

Señaló que luego fueron desapareciendo los pequeños exportadores por reclamos que hicieran los grandes exportadores en el país.

Actualmente, es cada vez menos frecuente observar baterías usadas de venta libre a cielo raso. En algunos lugares del sector de Villa Consuelo en el Distrito Nacional, hay que preguntar a los buscones para encontrarlas.

“Vengan, yo los llevo, qué tipo de batería buscan”, ofertó uno de ellos señalando a la vez un tunel forrado por cartones y plásticos a lo interno de una propiedad privada.

Ese mecanismo les impide ser detectados con facilidad por los inspectores del Ministerio de Medio Ambiente.

“A veces ni las exportan ni las reciclan. Simplemente evalúan la condición y se las venden baratas a los choferes de carros públicos y ahí es que esa batería aguanta”.

Manejo residuos

En el país se viene exhibiendo como logro desde hace algunos años el reciclaje de baterías utilizando tecnologías amigables con el medio ambiente. Su trato, sin embargo, no deja de causar oposición entre comunitarios.

Uno de los casos más sonados fue la lucha emprendida por residentes de Haina en contra de una empresa recicladora.

La Organización Mundial de la Salud ha dicho que el plomo (principal materia prima de las baterías) se va acumulando en el organismo afectando a diversos sistemas con efectos especialmente dañinos en los niños de corta edad. “También causa anemia, hipertensión, disfunción renal, inmunotoxicidad y toxicidad en los órganos reproductores”, señala la OMS.

No obstante, el tratamiento de reciclado es visto con buenos ojos debido a que, ninguno de sus componentes es desechado.

Se puede reutilizar indefinidamente y se trabajan aleaciones con acero, cinc, aluminio, cobre y estaño.

Ganancia personal

Miguel Cruz, señalado por el Ministerio Público como la persona que asesinó al ministro de Medio Ambiente, Orlando Jorge Mera, habría tenido como motivo la negación de un permiso de exportación de baterías.

Según declaraciones del abogado de la familia Jorge Villegas, este se proponía exportar unos 5,500 toneladas de baterías usadas, operación con la que podría generarse entre veinte y treinta millones de dólares.

Sobre el reciclaje

—1— Posibilidad

Todos los componentes de las baterías usadas son reciclables en su totalidad.

—2— Peligro

Constituyen, sin embargo, residuos peligrosos susceptibles de generar impactos significativos a la salud.

—3— Condiciones

Ocurre en ambientes precarios, sin un adecuado manejo.

— Legal

Las baterías usadas son definidas como una batería que concluyó su vida útil y su plástico, el plomo y el ácido son reciclables. Su uso, reciclaje, venta y exportación es regulado por la Ley 64-00 sobre Medio Ambiente y Recursos Naturales.

SÍGUENOS EN LAS REDES SOCIALES

 

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.