Kevin Spacey deberá pagar U$31 millones por las pérdidas de la serie ‘House of Cards’

4660A9A1-1317-4A47-AA0C-3A7B00B0EB2D
PHOTO-2021-02-01-11-38-37
WhatsApp-Image-2021-02-08-at-9.49.31-AM-300x300
jd letreros
D7F4F620-7C8D-442E-BA8D-23F67C6DE63B
CD03BD4F-CF11-4707-BB99-84C9271343C4
Tienda Jiménez
Playero
8CCE2FB0-7697-4E35-809A-F381BE783317

Lee y Comparte

Shares

El actor Kevin Spacey deberá pagar al estudio MRC de la serie de televisión estadounidense ‘House of Cards’ más de 30 millones de dólares debido a las pérdidas ocasionadas por su despido por acoso sexual, según una decisión de arbitraje confirmada este lunes.

La decisión se hizo pública luego de que MRC presentara los documentos en el Tribunal Superior de Los Ángeles para que se confirmara el veredicto, que se decidió en octubre de 2020, tras una lucha legal de más de tres años y una audiencia probatoria de ocho días.

El documento presentado en el Tribunal señala que los mediadores consideraron que Spacey, de 62 años, violó las exigencias de su contrato en cuanto a comportamiento profesional al “incurrir en ciertas conductas en relación con varios miembros del equipo en cada una de las cinco temporadas que protagonizó y produjo ‘House of Cards’”.

MRC puso fin a su relación profesional con el actor en 2017, después de que este fuera acusado por distintas personas de conducta sexual inapropiada. Además, se vieron obligados a detener la producción de la sexta temporada de la serie, reescribirla para eliminar al personaje de Spacey y acortarla de 13 a ocho episodios para cumplir con los plazos establecidos, lo que supuso decenas de millones en pérdidas, según el documento.

Por su parte, los abogados de Spacey argumentaron que las acciones del actor no fueron un factor sustancial en las pérdidas del programa.

El acusador original de Spacey, el actor Anthony Rapp, conocido por sus trabajos en Broadway y su participación en la serie ‘Star Trek: Discovery’, dijo que Spacey había intentado seducirlo cuando tenía 14 años en una fiesta en la década de 1980.

La carrera del oscarizado actor se detuvo abruptamente a finales de 2017 cuando el movimiento #MeToo cobró impulso.

SÍGUENOS EN LAS REDES SOCIALES

 

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.