Juan Soto necesita propia estadística para medir su grandeza en las GL

Lee y Comparte

Slider

TAMPA.- Llevamos años viendo a Juan Soto conectar jonrones, ganar premios y establecer marcas, pero quizás lo más divertido sea ver cómo ‘invade’ los pensamientos y la intención de los lanzadores rivales.

Solo tiene 22 años, siempre con una sonrisa. Su rostro delata cuán absurdamente a menudo diagnostica el plan del lanzador en su contra, cómo anticipa correctamente lanzamientos particulares. Incluso cuando no hace swing, se puede ver en su movimiento en la caja de bateo y su mirada al montículo la gran arrogancia competitiva que tiene.

Ya posee todos los elementos de los mejores bateadores. La capacidad de hacer contacto, y cuando golpea la pelota, generalmente la golpea con mucha fuerza. También ha desarrollado una comprensión única de cómo los oponentes planean poncharlo, lo que lo ayuda a hacer ese contacto y a conducir el balón con potencia. Rara vez persigue lanzamientos fuera de la zona de strike.

Un bateador especial como Soto merece una estadística especial que pueda reflejar esas capas de habilidad y comprensión.

El promedio de bateo no es suficiente porque no muestra la naturaleza aguda de su disciplina en el plato. Ha habido algunos grandes bateadores de alto promedio que son ‘hackers’. El porcentaje de slugging realmente no puede demostrar su capacidad para poner la pelota en juego de manera consistente con autoridad. Puedes tener un porcentaje de slugging realmente bueno y al mismo tiempo perder un montón de swings. Su proporción de jonrones y velocidad, por muy buenos que sean, realmente no muestran cuán eficiente es con su swing, especialmente en una era llena de muchos bateadores que generan montones de swings fallidos.

Así que le damos el ‘Crush Quotient’, una estadística relativamente simple que refleja el asombroso dominio de Soto de lo que Ted Williams llamó la ciencia del bateo. El cociente es el siguiente: el total de bases dividido por el número de contactos que realiza un bateador. Si eres como Barry Bonds o Mike Trout o Soto y sabes que probablemente vas a conseguir muy pocos lanzamientos en la zona de strike, necesitas hacer daño cuando los consigas. Una clasificación alta en el ‘Crush Quotient’ revela un conjunto especial de habilidades.

Paul Hembekides, investigador de ESPN, aplicó esto a los resultados generados para los bateadores de 21 años o menos desde 1988, año en el que comenzaron a compilarse los datos de lanzamiento a lanzamiento. ¿Y adivinen quién terminó entre los 5 primeros? Un par de los jugadores jóvenes más dinámicos actualmente en las mayores:

Bases totales por 100 swings

1. Albert Pujols – 30.6
2. Mike Trout – 29.7
3. Fernando Tatis Jr. – 28.7
4. Alex Rodríguez – 27.9
5. Juan Soto – 27.7

La temporada 2020 de 60 juegos generó un tamaño de muestra relativamente pequeño, pero la mayoría de los bateadores en la parte superior de la tabla de clasificación en ‘Crush Quotient’ (Hembo usó 200 swings como mínimo):

1. Juan Soto – 35.8
2. Wil Myers – 33.4
3. Mookie Betts – 32.6
4. Mike Trout – 32
5. DJ LeMahieu – 31.4

Si miras a todos los jugadores desde principios de 2018, usando 2,000 swings como mínimo, aquí tienes tus nueve mejores en ‘Crush Quotient’:

1. Mike Trout – 31.9
2. Mookie Betts – 31.9
3. Alex Bregman – 30.5
4. Christian Yelich – 29.9
5. Fernando Tatis Jr. – 28.7
6. Mitch Garver – 28.5
7. Juan Soto – 27.7
8. Michael Brantley – 27.6
9. DJ LeMahieu – 27.2

SÍGUENOS EN LAS REDES SOCIALES

 

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.