Italia y Japón a favor de defender el orden mundial en Ucrania y en el mar

PHOTO-2021-02-01-11-38-37
WhatsApp-Image-2021-02-08-at-9.49.31-AM-300x300
jd letreros
CD03BD4F-CF11-4707-BB99-84C9271343C4
Playero
8CCE2FB0-7697-4E35-809A-F381BE783317
F1911753-0A7B-423F-84A2-4818C8AC0AE5
09AA900B-3293-4A8B-B975-1CD553E22C6C

Lee y Comparte

Shares

El primer ministro italiano, Mario Draghi, recibió hoy en Roma a su homólogo japonés, Fumio Kishida, y ambos declararon su determinación a defender el orden internacional, tanto en Ucrania tras la invasión rusa como en el mar meridional chino.

«Debemos seguir mostrándonos unidos y resueltos a defender un orden internacional basado en reglas, también en referencia a los mares chinos y del estrecho», emplazó Draghi en una declaración oficial ante la prensa en el romano Palacio Chigi.

Italia y Japón, unidas por un tratado de «paz perpetua y amistad constante» desde hace 156 años y socios del Grupo de los Siete países más desarrollados (G7), reafirmaron además su condena a la invasión rusa de Ucrania, iniciada el 24 de febrero, así como su voluntad de seguir apoyando al Gobierno en Kiev.

«Nos comprometemos a que se llegue lo antes posible a treguas, incluso localizadas, que permitan la evacuación de civiles, y a favorecer las negociaciones de paz. Seguiremos ayudando a Ucrania y presionando a Rusia para que cese inmediatamente las hostilidades», explicó Draghi.

En este sentido agradeció a Kishida por aceptar con «extraordinaria rapidez» el envío de gas natural licuado a los países europeos que quieran reducir su dependencia de Rusia, como Italia, que importa el 90 % del que consume, el 40 % de ese país.

El primer ministro nipón secundó las palabras de su homólogo italiano al señalar que «la agresión a Ucrania mina las bases del orden no solo europeo sino internacional, incluida la zona indopacífica» y en la Asia oriental, donde se vive «una situación geopolítica particularmente tensa».

Esto se debe entre otras cosas a las pruebas de misiles por parte del régimen de Corea del Norte pero también por las tensiones en el mar de la China meridional.

Kishida denunció el «intento de modificar unilateralmente en un contexto que implica el uso de la fuerza el ‘statu quo’» de estos mares donde se registra «un refuerzo repentino y poco transparente de las capacidades militares de los países costeros».

«Profundizaremos la colaboración con Italia para un área indopacífica libre y abierta», manifestó el primer ministro nipón, que venía de reunirse en el Vaticano con el papa Francisco.

Otro punto clave de su encuentro con Draghi fue la economía y, en este sentido, coincidieron en reforzar la colaboración bilateral entre sus empresas en sectores como el ferroviario o el de la energía basada en el hidrógeno, pero también en el ámbito de la conectividad.

Draghi por su parte recordó que Japón es el segundo mercado asiático para las exportaciones italianas, que generaron en 2021 un intercambio de 12.000 millones de euros.

«Debemos reforzar nuestras alianzas industriales, en particular en sectores innovadores como la energía renovable, el biotecnológico, el farmacéutico, la robótica y la aeronáutica», así como el turismo tras la pandemia de coronavirus, terminó Draghi.

Fuente: EFE.-

SÍGUENOS EN LAS REDES SOCIALES

 

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.