Italia multa a Google con 100 millones de euros por abuso de posición dominante

jd letreros
D7F4F620-7C8D-442E-BA8D-23F67C6DE63B
CD03BD4F-CF11-4707-BB99-84C9271343C4

Lee y Comparte

El regulador de la competencia en Italia anunció el jueves que imponía a Google una multa de más de 102 millones de euros (123 millones de dólares) por abuso de posición dominante.

Esta multa se debe al rechazo del gigante tecnológico a aceptar en su plataforma Google Play una aplicación que permita localizar terminales de recarga para los coches eléctricos, precisó el organismo italiano en un comunicado.

“A través del sistema operativo Android y la tienda de aplicaciones Google Play, Google tiene una posición dominante (…) Hay que recordar que en Italia cerca de tres cuartas partes de los teléfonos inteligentes utilizan Android”, dijo la autoridad antimonopolio.

Según una investigación del regulador italiano, “Google no autorizó” el uso de la aplicación JuicePass, desarrollada por el gigante energético italiano Enel, en su sistema Android Auto.

“JuicePass ofrece una amplia gama de servicios para la recarga de vehículos eléctricos que van desde la búsqueda de una estación de recarga hasta la gestión del proceso de recarga y la reserva de una estación”, dijo el organismo italiano.

Esta aplicación compite con la del gigante estadounidense, Google Maps, que, sin embargo, de momento solo permite buscar estaciones de carga para vehículos eléctricos.

“Google, al negar a Enel X Italia (…) la disponibilidad de JuicePass en Android Auto, limitó injustamente las posibilidades de los usuarios de la aplicación de Enel”, dijo el organismo, que había abierto una investigación en mayo de 2019.

En este contexto, la autoridad antimonopolio también impuso a Google poner a disposición de Enel X Italia y otras empresas que desarrollen aplicaciones “los instrumentos para la programación de la aplicación que funcionen en Android Auto”.

Esta obligación estará controlada con la ayuda de un experto independiente del regulador “al que Google tendrá que facilitar toda la colaboración y las informaciones que reclame”, concluyó el texto.

Tras el anuncio, Google dijo estar “respetuosamente en desacuerdo con la decisión”, según un comunicado del gigante tecnológico.

“La prioridad número 1 de Android Auto es garantizar que las aplicaciones pueden ser utilizadas de forma segura mientras se conduce. Es por esta razón que tenemos líneas directrices estrictas sobre el tipos de aplicaciones” soportadas por el sistema, añadió.

El grupo asegura que hay “miles” de aplicaciones compatibles con Android Auto e indica que examinará la documentación del regulador italiano para “decidir los próximos pasos”.

Fuente: AFP

SÍGUENOS EN LAS REDES SOCIALES

 

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.