Investigan un segundo caso sospechoso de difteria; abarrotan centros de vacunas

4660A9A1-1317-4A47-AA0C-3A7B00B0EB2D
PHOTO-2021-02-01-11-38-37
WhatsApp-Image-2021-02-08-at-9.49.31-AM-300x300
jd letreros
D7F4F620-7C8D-442E-BA8D-23F67C6DE63B
CD03BD4F-CF11-4707-BB99-84C9271343C4
Tienda Jiménez
Playero
8CCE2FB0-7697-4E35-809A-F381BE783317

Lee y Comparte

Shares

SANTO DOMINGO. Mientras las autoridades del Ministerio de Salud Pública dan seguimiento a un nuevo caso sospechoso de difteria, decenas de personas abarrotan los centros de vacunación para protegerse de la enfermedad infectocontagiosa.

El caso que se vigila es el de una joven de 20 años de edad, madre de tres niños, residente en Caballona, del sector Palavé, en Santo Domingo Oeste.

La mujer está ingresada en el hospital Vinicio Calventi, de Los Alcarrizos, y hasta ayer no había presentado problemas respiratorios, una de las principales características de la difteria, informó el director del Programa Ampliado de Inmunizaciones (PAI), Zacarías Garib. Asimismo, informó que el caso que se estudiaba en La Romana se descartó que haya fallecido por difteria.

¿Qué es la difteria?
Es una enfermedad infecciosa y contagiosa, producida por una bacteria que afecta las vías respiratorias y que presenta síntomas generales de fiebre y postración.

El manejo clínico de los pacientes con sospecha de difteria, recomendado por la Organización Panamericana de la Salud (OPS/OMS), incluye la administración de antibióticos, antitoxina difteria y la prevención y control de infecciones.

La dolencia afecta generalmente a los niños menores de cinco años no vacunados, escolares, trabaja- dores de salud, el personal del servicio militar, integrantes de las comunidades penitenciarias y las personas que por la naturaleza de su oficio están en contacto permanente y diario con un elevado número de personas.

Llenan centros de vacunación
La afluencia a los centros de vacunación de padres con sus hijos ha aumentado considerablemente desde el pasado lunes en procura de inmunizarse contra la difteria.

En algunos puestos de vacunación la disponibilidad de biológicos para concluir el mes se agotaron, por lo que hubo que reponerlos.

Fueron los casos de Los Girasoles, el Centro Sanitario Santo Domingo (La Galván), los hospitales Francisco Moscoso Puello y Juan Pablo Pina, de San Cristóbal. En el hospital Santo Socorro, la gran afluencia de pacientes obligó a las autoridades a instalar un puesto móvil de vacunación.

En la frontera
Las Fuerzas Armadas dispusieron la vacunación de los militares acantonados en la frontera. El director del PAI pide a las ONG y a las instituciones que trabajan con los inmigrantes en la zona fronteriza o que tienen actividades de salud allí que ayuden con la vacunación, y prioricen a los menores de cinco años.

SÍGUENOS EN LAS REDES SOCIALES

 

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.