Inversionista solicita apoyo estatal y judicial por caso en Cabarete

4660A9A1-1317-4A47-AA0C-3A7B00B0EB2D
PHOTO-2021-02-01-11-38-37
WhatsApp-Image-2021-02-08-at-9.49.31-AM-300x300
jd letreros
D7F4F620-7C8D-442E-BA8D-23F67C6DE63B
CD03BD4F-CF11-4707-BB99-84C9271343C4
Tienda Jiménez
Playero
8CCE2FB0-7697-4E35-809A-F381BE783317

Lee y Comparte

[wpsr_share_icons icons="facebook,twitter,whatsapp,email,pdf" icon_size="32px" icon_bg_color="" icon_shape="drop"]

Cabarete.-Un norteamericano expresó su insatisfacción sobre el curso que lleva el caso de una propiedad que compró por más de RD$ 50 millones de pesos al señor Frank Brittingham, el Cabarete, la cuál le fue embargada por una supuesta deuda que esté tenía con terceros.

El señor Rocky Ross, haciéndose acompañar de la Dra. Marta Cabrera, su amigo José Francisco Rivera y unos 30 ex empleados que fueron desalojados de su empresa denominada «Rocky’s Aqua», ubicada en el mismo centro de Cabarete.

Los exempleados, mostrando pancartas exigen de las autoridades del gobierno y Ministerio Público actuar cuanto antes, ya que llevan tres años y cuatros meses pasando calamidades luego del abuso que se cometió contra el señor Rocky Ross.

De su lado, la Dra. Marta Cabrera, abogada de la parte civil del afectado, expresó que en lo parte penal es que se ha retrasado el proceso, pero ha sido incidentado.

El señor Rocky Ross, al hacer uso de la palabra, con lágrimas en sus ojos, precisó que no pensó sería víctima de esta situación desde hace cuatro años vive, luego de comprar esa propiedad e instalar una empresa de manera legal, cómo la tiene en Estados Unidos,

«Solo pienso en esos empleados que se ganaban el sustento de sus familias en los locales comerciales que de su propiedad, lo cuales fueron sacados y hoy no tienen un empleo'» indicó.

Mientras que, José Francisco Rivera, aclaró que su amigo Rocky Ross, ha sido víctima de un entramado para quitarle su propiedad, por que pidió encarecidamente al presidente de la República Luis Abinader y a la magistrada procuradora Fiscal Miriam Germán, actuar para que el clima de inversión extranjera no se vea afectada por este tipo de casos.

Zoom:

El señor Ross habría comprado a Frank Brittingham la propiedad que cuenta con seis locales comerciales por la suma US$665,000 dólares e invertido en su remoción unos US$ 200,000 dólares americanos.

SÍGUENOS EN LAS REDES SOCIALES

 

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.