Inmigrantes se quejan de obstáculos al hacer trámites migratorios

jd letreros
D7F4F620-7C8D-442E-BA8D-23F67C6DE63B
CD03BD4F-CF11-4707-BB99-84C9271343C4

Lee y Comparte

El Instituto Nacional de Migración urge establecimiento de un sistema claro y preciso de requisitos y procedimientos

Aunque en general, los inmigrantes de España, Estados Unidos, Francia, Italia, Alemania, China, Colombia, Venezuela, Cuba y Puerto Rico valoran positivamente el trato que reciben de las autoridades dominicanas, son numerosas las dificultades que afrontan al realizar trámites y procedimientos migratorios.

Si se les pregunta al respecto, no dudan en quejarse del personal, del sistema de información, de la prevalencia de agentes intermediarios y la carencia de intérpretes idóneos.

Así lo pone de manifiesto el estudio “La Otra Inmigración, sobre las corrientes inmigratorias de procedencia extrainsular y la integración social y económica de los inmigrantes de las principales comunidades etnonacionales”.

La investigación fue realizada por el Instituto Nacional de Migración de la República Dominicana, un organismo técnico, adscrito al Ministerio de Interior y Policía de la República Dominicana, que dirige el sociólogo Wilfredo Lozano, y entre cuyas funciones se encuentra el diseño, promoción y realización de estudios migratorios.

Aunque muchos inmigrantes calificaron de “buena o muy buena” la atención y los servicios que ofrece la Dirección General de Migración (DGM), develaron también que al realizar diligencias en este ámbito han enfrentado dificultades.

Entre ellas citaron: falta de información, procesos lentos, no existencia de información homogénea, dificultades con otros documentos que se tienen que obtener en sus países de origen, falta de organización, que haya políticas migratorias diferentes, conforme a la nacionalidad del inmigrante, y la permanencia de abogados piratas en la institución.

Aseguran que cuando la persona tiene dinero y tiempo, todas las dificultades desaparecen y recomiendan a las autoridades tener un control residencial de los extranjeros que ingresan al país, exigiéndole su domicilio y notificación de mudanza cuando ocurra.

Frente a los hallazgos del estudio, el Instituto Nacional de Migración recomendó a la DGM que establezca un sistema de información claro y preciso en torno a los procedimientos, requisitos y documentos necesarios para la realización de los trámites relativos a la migración.

Además, le instó a impulsar renovaciones organizativas orientadas a la atención a los inmigrantes y profundizar el desarrollo institucional con la finalidad de hacer más eficiente la realización de los trámites relativos a la migración, especialmente en lo que respecta a su tiempo de duración.

Para ser más eficiente, la DGM debe proporcionar toda información sobre los trámites en los idiomas de los principales grupos inmigrantes que se radican en el país, aunque se otorguen también facilidades de traducción.

“Asimismo, deben realizarse esfuerzos para evitar la incidencia de agentes intermediarios no autorizados que en ocasiones acosan y engañan a inmigrantes no informados”, advierte la investigación.

Urgen reglamento

A través del estudio, el Instituto Nacional de Migración de la República Dominicana urge la definición un reglamento de aplicación de la ley que defina los procedimientos e instrumentos consultivos que establecerán los requerimientos de personal calificado en los que se sustenta la política de admisión de inmigrantes por calificación profesional y de oficio.

La publicación indica que uno de los retos cruciales que afronta el país en lo referente a la inmigración de procedencia no insular consiste en conciliar los propósitos de puertas abiertas a los flujos turísticos e inversionistas extranjeros y los objetivos de prudente regulación y control migratorios.

En este contexto, el estudio recuerda que en el país se han generado situaciones conflictivas y delincuenciales debido a la presencia de extranjeros que se dedican a actividades delictivas, por lo que resulta prioritario “reforzar y hacer más eficaces los controles de administración y estadía, así como los mecanismos de depuración de la procedencia de los recursos de extranjeros admitidos como inversionistas”.

Recomienda, asimismo, impulsar acciones encaminadas a propiciar una disminución de los patrones de irregularidad por prolongación de permanencia no documentada o por no renovación de los permisos de residencia.

La investigación, que estuvo a cargo de reconocidos expertos en el tema migratorio: Francisco Cáceres Ureña, César Andrés Caamaño y Frank Báez Evertsz, fallecido en 2018, se fundamenta en una encuesta a inmigrantes de diez comunidades de extranjeros radicados en el país: alemanes, colombianos, cubanos, chinos, españoles, estadounidenses, franceses, puertorriqueños y venezolanos.

Para el año 2002, los mayores contingentes extranjeros residentes en el país procedían de esos colectivos, exceptuando los haitianos, conforme al Censo Nacional de Población y Vivienda. Pese que el estudio no precisa el número de inmigrantes de las comunidades estudiadas, sí presenta perfiles demográficos y socioeconómicos de estos inmigrantes.

2002
El Censo Nacional de Población y Vivienda de 2002 registró inmigrantes originarios de más de 100 países del mundo.

Dificultades
Inmigrantes de diez países develan las dificultades que han experimentado en la atención que ofrece la Dirección General de Migración.

• El idioma y la comprensión de los procesos.
• Los costos y la falta de información.
• Largos períodos para la entrega de la documentación requerida.
• Problemas relacionados con la burocracia y corrupción.
• Limitaciones de espacio físico y de personal.
• Hay que ir a la capital para hacer los trámites.
• El “macuteo” de los abogados externos.
• Cada vez suben más los impuestos.

SÍGUENOS EN LAS REDES SOCIALES

 

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.