Industrias paran en España por la falta de suministros y el alza de precios

PHOTO-2021-02-01-11-38-37
WhatsApp-Image-2021-02-08-at-9.49.31-AM-300x300
jd letreros
CD03BD4F-CF11-4707-BB99-84C9271343C4
Playero
8CCE2FB0-7697-4E35-809A-F381BE783317
F1911753-0A7B-423F-84A2-4818C8AC0AE5
09AA900B-3293-4A8B-B975-1CD553E22C6C

Lee y Comparte

Shares

MADRID.- Al problema de suministro ocasionado por un paro indefinido de transportistas se han sumado los derivados de la crisis energética por la invasión rusa de Ucrania, lo que ha obligado a multinacionales con fábricas en España a detener su producción y ha generado una falta de abastecimiento que afecta a industria y consumidores.

Las dificultades para recibir determinados componentes, dar salida a la producción o pagar los costes de mantener su actividad obligan a estas empresas a aplicar nuevos expedientes de regulación temporal de empleo o dar vacaciones a sus empleados a la espera de que la situación se normalice, mientras otras recurren a los despidos.

Uno de los primeros en parar fue el sector lácteo, que el pasado 17 de marzo suspendió su actividad por la interrupción en el suministro de leche y en el traslado del producto final, según la Federación Nacional de Industria Lácteas.

El grupo francés de lácteos Danone ha reducido la producción en dos de sus siete plantas, mientras que la multinacional suiza Nestlé ha advertido de que sus fábricas están «seriamente afectadas».

Los productores de fresas y frutos rojos de Huelva (sur) tienen escasez de envases y embalajes para sacar la fruta y transportarla hasta los mercados, un problema que afecta también a otros productos tan importantes también para España como el aceite de oliva o a multinacionales como la cervecera Heineken.

TAMBIÉN LA AUTOMOCIÓN Y EL AGROALIMENTARIO

El sector de la automoción ya tenía problemas como la falta de semiconductores antes de la guerra en Ucrania y del paro de los transportistas, que este sábado cumple trece días, pero la coyuntura actual dificulta todavía más su actividad.

A los paros puntuales de hace dos semanas se han añadido el de la estadounidense Ford, mientras la francesa Renaultdetendrá su actividad parcialmente a causa del desabastecimiento de piezas.

La alemana Volkswagen paró el lunes pasado y SEG Automotive el viernes, al igual que la japonesa Bridgestone. Otro fabricante de neumáticos, el francés Michelin, ha paralizado la producción de forma total o parcial en varias plantas durante este fin de semana y el próximo debido a las «dificultades de aprovisionamiento».

La actividad está suspendida en factorías siderúrgicas de las españolas Global Steel Wire, Reinosa Forgings & Castings y Cristian Lay, la francesa Saint Gobain o la multinacional ArcelorMittal.

SÍGUENOS EN LAS REDES SOCIALES

 

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.