Hospitales del Noroeste colapsados 

Slider

Lee y Comparte

Santiago Rodríguez. De los cinco hospitales intervenidos en las cuatro provincias que integran la Línea Noroeste, todos están paralizados o prácticamente colapsados en sus estructuras físicas.Un 70% de déficit en camas, carencia de equipos, medicamentos y personal, son solo algunas de las precariedades que afronta el sistema sanitario en las provincias Santiago Rodríguez, Dajabón, Montecristi y Valverde. Solo en Valverde cuentan con dos centros sanitarios en reconstrucción paralizados desde el año 2004 que son el Luis L. Bogaert en Mao y el del municipio de Esperanza.

Igual situación ocurre con el hospital General Santiago Rodríguez en la provincia que lleva el mismo nombre, el padre Fantino y el de Pepillo Salcedo en Montecristi, este último paralizado desde el 2001.

Baños que por sus condiciones impiden que los pacientes o familiares puedan utilizarlos o falta de equipos para siquiera practicar una cirugía, es lo que enfrentan en el diario vivir quienes acuden a estos centros de salud.

Lucha Colegio Médico

A pesar de la lucha constante que por años lleva a cabo el Colegio Médico Dominicano y otras organizaciones comunitarias de la región no se vislumbra una solución en lo inmediato a la problemática que en materia de salud afrontan los comunitarios de la zona. 

“En el país tenemos muchas deficiencias en materia de salud pero en esta zona yo podría decirte que nuestro sistema sanitario definitivamente ha colapsado”, afirmó Pedro Nicasio, dirigente del Colegio Médico Dominicano en Valverde.

Dijo que luego de muchas jornadas de lucha en el hospital Luis L. Bogaert de Mao, los trabajos se reiniciaron hace un mes, pero desde el 2004 se ha avanzado apenas en un 20% aproximadamente.

Hacinamiento

En Santiago Rodríguez, pacientes y personal médico se encuentran hacinados especialmente en las salas de internamiento donde corren el riesgo de contraer males peores por las filtraciones del techo y el polvo de las paredes descascaradas de la vieja edificación construida en los años 50. 

Con poco avance se ven algunas paredes sin techo que desde el 2013 vienen levantando ingenieros de la Oficina de Ingenieros Supervisores de Obras del Estado (OISOE). Los galenos dijeron que en toda la Línea Noroeste no existe banco de sangre, ni unidad de cuidados intensivos. 

Varias áreas llevan largo tiempo intervenidas

Las nuevas áreas que se están construyendo en el hospital de Santiago Rodríguez son una nueva sala de emergencias y un espacio para la parte quirúrgica. 

Engels Marte, directivo del Colegio Médico Dominicano se queja de la lentitud en el remozamiento de los referidos centros, a lo que se suma la falta de medicamentos, médicos especialistas, equipos para la realización de estudios del estómago, radiografías, entre otras.

SÍGUENOS EN LAS REDES SOCIALES

 

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.