Hospital Robert Reid niega negligencia médica en muerte de niño que sufrió quemaduras.

@navas_mundial @noticiasenn @noticiasenn1

El director del hospital Infantil Dr. Robert Reid Cabral afirmó que el centro ofreció la atención requerida e hizo todo lo necesario para preservar la vida del niño de ocho años, quien lamentablemente, murió este jueves tras sufrir una descarga eléctrica mientras volaba chichiguas, próximo a su vivienda, en el sector de Cristo Rey.

El centro médico ofrece estas explicaciones luego que la madre del niño denunciara a través de las redes sociales que su hijo falleció́ el jueves por falta de una máquina de diálisis y negligencia médicas.

Clemente Terrero explicó que en cuanto le notificaron que el infante necesitaba un Prismaflex (un insumo para dializarlo), «se autorizó por orden inmediata en menos de 24 horas pero el niño no resistió y murió antes de que llegara».

Se aclara que el Prismaflex es un insumo que el hospital no tiene y el centro asumió pagarlo. «Solo lo tienen las casas comerciales pero el hospital lo autorizó de inmediato sin escatimar esfuerzo», agregó.

Terrero argumenta que el niño primero recibió atenciones médicas en un centro privado, luego fue llevado al Robert Reid Cabral e ingresado en la Unidad de Quemados, donde se le detecta una infección que hizo caiga en estado de gravedad.

Añaden que el menor fue ingresado en la Unidad de Cuidados Intensivos donde hizo una insuficiencia renal, cayó en shock y lamentablemente falleció.

Clemente aseguró que él mismo acudió al área de Cuidados Intensivos y se percató de la situación del niño cuando recibe la notificación de la necesidad del equipo e inmediatamente procedió a autorizarlo aunque el niño no resistió y falleció antes.

El galeno lamentó la muerte del infante y expresa sus condolencias a la madre y demás familiares.

De acuerdo a Aidelis Estrella, su hijo Luis Daniel sufrió quemaduras graves tras recibir una descarga eléctrica mientras volaba chichigua que tocó un transformador, el cual explotó y un alambre le cayó encima causándole daños severos a su cuerpo.

Tanto la madre como el abuelo del infante aseguran que su hijo era atendido en condiciones inhumanas en dicho centro.

Informaciones dan cuenta de que el menor fue ingresado en un centro privado, pero al parecer, al agotarse sus recursos, pidieron un reherimiento al Hospital Pediátrico Robert Reid Cabral, donde fue ingresado en la unidad de quemados.

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.