Haitianos, dispuestos a trabajar en el muro

Slider

Lee y Comparte

La construcción de la verja perimetral anunciada por el presidente Luis Abinader en la zona fronteriza es vista por nacionales haitianos residentes en la frontera como una oportunidad para conseguir empleos y mejorar su situación económica.

Y es que muchos nacionales haitianos viven una situación de pobreza, desigualdad, violencia y falta de oportunidades, de acuerdo al panorama que describen ciudadanos del vecino país entrevistados por Julissa Céspedes en el programa el Reporte Especial, que se transmite por CDN.

Al ser cuestionados sobre si apoyan la construcción del muro y si estarán en disposición de trabajar en el mismo, en los distintos puntos fronterizos, se mostraron interesados en trabajar en la obra.

Asimismo, justificaron las razones que los obligan a huir de su país, siendo la pobreza, desigualdad, la violencia que vive Haití y la falta de oportunidades el común denominador.

Céspedes recorrió los puntos fronterizos Dajabón/Ouanaminthe, Comendador/Belladère, Jimaní/Malpasse y Pedernales/Anse-à-Pitre, en compañía del inspector general de las Fuerzas Armadas, general Ángel Camacho Ubiera y director del Cesfront, general de brigada, José Manuel Durán Ynfante, quienes afirmaron que con la construcción de la verja perimetral se busca detener el trasiego de personas, contrabando y la depredación ambiental.

“Vamos a concentrarnos estratégicamente en aquellos puntos donde se requiere de la intervención directa de una estructura física, de tecnologías y del desarrollo industrial para producir fuentes de trabajo”, indicó Durán Ynfante.

Oportunidades

El general Ángel Camacho Ubiera, explicó que cada uno de estos puntos fronterizos tiene su propia realidad, siendo Dajabón/Ouanaminthe el de mayor movimiento de personas y de actividad comercial.

Dijo que Dajabón es uno de los puntos donde se produce el mayor trasiego de personas indocumentadas, pero al mismo tiempo es la zona fronteriza que presenta mayores oportunidades de empleos tanto para nacionales haitianos y para dominicanos, debido a que allí funciona el parque industrial Codevi donde trabajan más de 11 mil haitianos y mil dominicanos, convirtiéndose, en un referente en materia de generación de empleos formales en la frontera norte de República Dominicana y Haití. A pesar de esto, el contrabando de cigarrillos y bebidas alcohólicas, se constituyen en otro dolor de cabeza para los militares encargados de custodiar la frontera.

“La construcción de la verja fronteriza y la instalación de industrias como Codevi, sería la combinación perfecta para el control del trasiego de personas indocumentadas”, dijo Durán Ynfante.

Desde hace dos años, el Ministerio de Defensa inició la construcción de verjas perimetrales para resguardar la seguridad en los puntos fronterizos, iniciando por Pedernales, pero la tormenta Laura, en agosto del 2020, se encargó de destruir el trabajo realizado y solo queda en ese lugar una empalizada de alambres de púas.

Exembajador se opone a construcción de verja

El exembajador en Haití, José Serulle Ramia, se mostró en desacuerdo con la decisión del Gobierno de construir un muro en la zona fronteriza, por considerar que lo que hace falta en esa zona es la construcción de empresas. Serulle Ramia entiende que lo importante es el diálogo, la convivencia pacífica y la inversión. “Nosotros lo que necesitamos es la construcción de empresas, empresas del lado haitiano y del lado dominicano”, dijo.

SÍGUENOS EN LAS REDES SOCIALES

 

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.