Haití abre centros en la frontera para asistir a deportados

SANTO DOMINGO. La Organización Internacional para las Migraciones (OIM), con el apoyo financiero del Gobierno de Canadá, está ejecutando en Haití un proyecto de asistencia para los migrantes vulnerables, especialmente mujeres y niños que son deportados de la República Dominicana.

Se trata de los Centros de Recursos Fronterizos que son estructuras que buscan garantizar un regreso digno y seguro de los migrantes haitianos a su país. En los centros las personas son registrados y reciben orientaciones psicológicas.

El primero de los recintos entró en operaciones en junio de este año 2017, en Anse-à-Pîtres, en Belladère, opera un segundo, un tercero en Malpasse y un cuarto y final se encuentra actualmente en construcción en Ouanaminthe.

Los centros cuentan con la colaboración del Instituto de Bienestar e Investigación (IBESR), el Ministerio de Asuntos Sociales, entre otros.

Sobre los centros y conforme a reportes periodísticos, Carlos Rojas-Arbulu, Jefe de la Cooperación Canadiense en Haití, manifestó que su nación está comprometida a implementar esos centros para identificar a las mujeres, niñas y niños no acompañados que son los más vulnerables y que necesitan ser atendidos y dirigidos a los servicios de protección apropiados.

Desde que culminó el Plan Nacional de Regularización de Extranjeros (PNRE) en junio de 2015 al 28 de septiembre pasado, la OIM ha registrado a más de 229.885 migrantes haitianos que han regresado voluntariamente o que han sido deportados de la República Dominicana a Haití. Esta cifra, según ha declarado Bernard Lami, subjefe de la misión de la OIM en Haití, refleja la necesidad de asistencia en el área fronteriza para ayudar a los migrantes vulnerables, especialmente mujeres y niños.

Opiniones sobre los centros

“La mayoría de ellos llegan en condiciones muy difíciles: sin recursos, separados de sus familias, desnutridos, exhaustos después de haber pasado varios días en centros de detención, en su mayoría son abandonados a su suerte”, apuntó Bernard Lami, subjefe de la misión de la OIM en Haití, en noviembre pasado durante la inauguración del centro que opera en Malpasse, conforme a los registros periodísticos de medios locales. El proyecto que cuenta con el respaldo canadiense se denomina: “Ayuda para niños y mujeres vulnerables en las zonas fronterizas de Haití”.

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.