Gobernador de Oklahoma firma ley que prohíbe completamente el aborto

PHOTO-2021-02-01-11-38-37
WhatsApp-Image-2021-02-08-at-9.49.31-AM-300x300
jd letreros
CD03BD4F-CF11-4707-BB99-84C9271343C4
Playero
8CCE2FB0-7697-4E35-809A-F381BE783317
F1911753-0A7B-423F-84A2-4818C8AC0AE5
09AA900B-3293-4A8B-B975-1CD553E22C6C

Lee y Comparte

Shares

El gobernador de Oklahoma, Kevin Stitt, firmó este martes el proyecto de ley que hace ilegal realizarse un aborto en el estado en cualquier etapa del embarazo.

La decisión del gobernador se suma a iniciativas similares en estados liderados por republicanos en todo el país que buscan restringir el acceso al aborto en momentos en que la Corte Suprema evalúa el destino del fallo Roe v. Wade que lo legalizó en 1973.

«Le prometí a los habitantes de Oklahoma que firmaría todos los proyectos de ley provida que lleguen a mi escritorio y eso es lo que estamos haciendo hoy”, dijo Stitt rodeado de políticos, líderes religiosos y activistas antiaborto que portaban el cartel donde se leía «la vida es un derecho humano».

“Queremos que Oklahoma sea el estado más provida del país. Queremos prohibir el aborto en el estado de Oklahoma”.

El alto funcionario dijo que firmó la ley “en apoyo a la protección de las vidas de los niños no nacidos en Oklahoma”.

Los legisladores de Oklahoma habpian votado hace días y tras un corto debate a favor de la ley SB 612 que ilegaliza el aborto en el estado y lo convierte en un delito con penas de hasta 10 años de prisión y multas de 100,000 dólares.

La ley de Oklahoma solo plantea una excepción: que la vida de la madre esté en peligro. Fue aprobada pese a las protestas de decenas de personas frente al Capitolio de Oklahoma este martes.

Si no es frenada en las cortes, la ley entrará en vigor en verano; a diferencia de otros proyectos antiaborto en el estado, este no contempla la cláusula de emergencia para que entre en efecto una vez sea firmada por el gobernador. Es uno de los siete proyectos que los legisladores estatales están promoviendo sobre este tema. Cerraría la puerta a cientos de mujeres no solo de Oklahoma sino de estados como Texas, que viajan para tener cuidados de salud desde que fue aprobada una ley que prohíbe el procedimiento tan pronto como a las seis semanas de embarazo.

SÍGUENOS EN LAS REDES SOCIALES

 

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.